Inicio » Autoayuda » Equipo

Descubrir el Sentido de la Vida, soltar y confiar en nosotros

Es importante reflexionar si ante un problema o dificultad de amistad, trabajo, pareja o familia está usted pensando en el otro o sólo en su bienestar personal.

Todos los seres humanos, independientemente de nuestros niveles socio-culturales y paradigmas, hemos albergado la inquietud de responder a esa incógnita en más de alguna ocasión. Si bien las herramientas de las que todos disponemos para responder esta vital pregunta, pueden ser de las más diversas índoles, ya que dependen de la cultura en la que estemos –entre otras cosas-  todos tenemos la posibilidad de esbozar alguna respuesta por precaria que ella pueda parecer. Nadie, con los talentos que cada uno de nosotros tiene puede no dar una respuesta que satisfaga en algo la inquietud para su nivel de consciencia aunque esa respuesta traerá mayores preguntas, sin duda.

Esta reflexión me hace pensar en la parábola de los talentos que aparece en el Nuevo Testamento, cuando el maestro Jesús hace hincapié en la importancia que reviste utilizar los talentos personales para así multiplicar las bendiciones que ya le han sido otorgadas a cada ser humano.

Sentido vida

Foto: Internet

Tal vez el sentido de vivir es tan sólo eso, desarrollar al máximo posible aquellos talentos que nos han sido concedidos por gracia Divina para el bien de todos  y no esconderlos o simplemente desarrollarlos para uno mismo. Si bien el punto de partida es el individuo, todo lo que hacemos se irradia a otros, a la vida misma, a partir de la intención que hemos puesto en ese hacer; así, es importante pensar en los otros cuando hacemos algo que nos beneficia pues la pregunta que uno se puede hacer frente a eventos de destino es ¿Qué haría el Amor en esa circunstancia? Es decir cómo se movería alguien que ama incondicionalmente en esa situación que se está experimentando. Es importante reflexionar si ante un problema o dificultad de amistad, trabajo, pareja o familia está usted pensando en el otro o sólo en su bienestar personal. Es delicado y difícil el límite entre el hacer algo por y para otros sin sacrificarse usted mismo y que, además, le regale felicidad a sus días.

Manifestar el espíritu

Lo más importante que cada uno tenemos que hacer ahora es ser uno mismo una expresión viva, pura del Espíritu que se manifiesta en cada uno de nosotros. Al aferrarnos a todas las viejas estructuras, a todos los viejos patrones y vieja vida, no nos permitimos que el Espíritu se manifieste a través de nosotros. Debemos escuchar el llamado del Espíritu y ejercer la voluntad de querer servirlo. La única manera de servir al Espíritu es permitiendo que se exprese a través de cada uno.

Hay muchos dones que descubrir. Hay muchas puertas que abrir. No nos entretengamos más con cosas que no tienen importancia y que sólo sirven para reforzar las viejas estructuras. Debemos soltar ya y confiar en los maestros, guías y en el propio ser, dejando que se exprese. Eso es lo único importante que debemos hacer. Nada más importa, esa es la misión. Para eso tenemos que soltar; es la clave para permitirnos ser felices y expresar el Espíritu con alegría. Que el Espíritu se manifieste a través de su ser, feliz, pleno, consciente, despierto. No hay otra cosa que tengamos que hacer en la vida más importante que darnos cuenta, tomar consciencia de que estamos acá sólo para que se exprese el Espíritu a través de cada uno, a través del compartir nuestros talentos. La negación de ello nos atrapa, aprisiona, encarcela y causa dolor e infelicidad.

Usted debe liberarse ya de aquello. Así se sana el cuerpo y el alma, nos liberamos y pasamos a ser espíritu vivo manifestándose en este plano. Esa es la meta de todos los que estamos viviendo una existencia acá en la Tierra. Se pueden dar muchas vueltas para llegar a la meta y demorar 5.000 años en llegar a buen término, si pensamos en el tiempo lineal. Uno escoge el camino: largo, corto, medio, recto o curvo; lo importante es no quedarse paralizado. Mientras se está caminando, estamos en camino hacia la meta. Si nos quedamos paralizados no vamos a ninguna parte, ahí permanecemos y pueden pasar mil años más hasta  tomar consciencia de que de nada sirvió y decida soltar y seguir caminando.

Si usted ya tiene esa consciencia, entonces que no demore, debe seguir caminando. Cuenta con la bendición y asistencia de muchos seres de luz.

Más sobre Autoayuda

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X