¿Por qué nos gustan los psíquicos en la TV?

Los psíquicos y la metafísica afloran porque tanto las religiones como las ciencias no han sido capaces de entregar todas las respuestas que durante siglos han prometido.

Desde que a Chilevisión se le ocurrió probar las habilidades de un grupo de “psíquicos” en un reality sin mayor juicio de valor a lo que ellos estaban realizando, nuestro país se ha llenado de personajes que tienen alguna habilidad para saber cosas más allá de los sentidos.

Prácticamente cada canal de televisión ha añadido en su programación algún espacio dedicado a mostrar el trabajo que realizan los psíquicos desde su propio punto de vista; algunos más abiertos de mente, otros más enjuiciadores, pero  todos con una excelente reacción por parte del público.

¿Pero a qué se debe que estemos como sociedad hoy dándole cabida a este tipo de contenidos en televisión?

Psíquicos en TV

Foto: El Mercurio

Alban, uno de los participante del programa de TV Psíquicos.

La idea de los fenómenos paranormales y los psíquicos son una forma de  acercarnos a la metafísica y la magia, pero probablemente no es la forma más sana de aproximación.

La primera manera que tuvo el hombre en occidente de explicar los fenómenos que ocurren en la naturaleza fue a través de metáforas y con rituales mágicos, sin embargo durante siglos han sido dejados de lado o bloqueados en el conocimiento a través de las religiones y las ciencias.

La fascinación por la búsqueda de respuesta a través de los fenómenos paranormales, los psíquicos y la metafísica afloran porque tanto las religiones como las ciencias no han sido capaces de entregar todas las respuestas que durante siglos han prometido, o al menos no para la satisfacción de todos.

Este tipo de cuestionamiento e investigaciones en otras culturas y sociedades forman parte habitual del día a día debido a distintos factores, pero principalmente a que nunca se buscó taparlos y negarlos como una etapa del desarrollo de la cultura y se toma en su justa medida.

Así fue como en Londres, Inglaterra en 1882 nació la Society for Psychical Research (Sociedad para la Investigación Psíquica) que se ha dedicado desde entonces a reunir investigadores alrededor de fenómenos que nuestros cinco sentidos no pueden explicar.

De ella fue miembro uno de los padres del psicoanálisis, Carl Gustav Jung, quien es actualmente citado en la portada del sitio web de esta sociedad: “No cometeré la estupidez de moda de tomar todo lo que no puedo explicar como un fraude”.

Además Jung, como se puede ver en la película “Un método Peligroso” siempre creyó en que habían fenómenos que necesitaban explicación y que los conocimientos de hasta entonces no eran capaces de hacerlo.

Del mismo modo nació en los años 60’s la psicología transpersonal de la mano de investigadores como Ken Wilber y psiquiatras como Stan Grof, quienes han llevado los campos de la psicología y la psiquiatría a fronteras más amplias que buscan comprender al ser humano más allá del cuerpo y los sentidos.

Sin embargo más allá de eso lo importante es aprender a buscar las respuestas sin prejuicios, y comprendiendo que las creencias de uno pueden ser distintas a las de otro y que no por eso unas son menos válidas que otras.

Más sobre Crecimiento Personal

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X