Nueve cambios para una mejor calidad de vida

Una investigación encontró que los cambios en el estilo de vida de las personas son tan útiles como los fármacos cuando se trata de mejorar la salud mental y la calidad de vida de las personas.

En el mundo agitado en el que vivimos donde nos cuesta realizar cambios en nuestra rutina, y muchas veces simplemente hacemos lo que “estamos acostumbrados” a hacer desde toda la vida, el realizar pequeños ajustes en nuestras vidas puede entregar un beneficio gigante en nuestra calidad de vida.

Eso es lo que Roger Walsh, profesor de psiquiatría y comportamiento humano de la Universidad de California en Irvine descubrió en un estudio realizado durante el 2010 y que se publicó este año en la revista “American Psychologist” de la Asociación Americana de Psicólogos.

Sin embargo por muy simples que parezcan los cambios a los que hace relación el estudio de Walsh, la parte complicada está en cómo traducimos estas nuevas formas de vivir al día a día más allá de la fuerza de gravedad que tiene nuestra rutina.

Mejor vida

Foto: El Mercurio

Una de las formas de mejorar nuestra vida es cambiando nuestra dieta y consumiendo, por ejemplo, más frutas y verduras.

Aquí les presentamos los nueve ajustes que podemos realizar en nuestras vidas que Walsh encontró que nos permiten tener una mejor salud mental y una mejor calidad de vida:

1)     Hacer ejercicio mejora la sensación de bienestar, la perdida de la memoria en los mayores e incrementa la formación de neuronas en el cerebro.

2)     Pasar tiempo en la naturaleza mejora las funciones cognitivas y el bienestar.

3)     Comer Frutas y verduras ayuda a mantener las funciones cognitivas en los adultos y reduce síntomas de enfermedades afectivas.

4)     Cultivar buenas relaciones incluso reduce el riesgo de contraer un resfriado además de varias enfermedades mentales.

5)     Recrearse y pasarlo bien disminuye las barreras que nos ponemos frente a otras personas.

6)     Relajarse y administrar la tensión ayuda a tratar la ansiedad, el pánico y el insomnio.

7)     Meditar mejora la empatía y la estabilidad emocional, reduce el estrés y el cansancio.

8)     Involucrarse de manera espiritual o religiosa que se enfoque en el amor y el perdón promueve el bienestar y reduce la ansiedad.

9)     Contribuir altruistamente aumenta la generosidad y el gozo puede beneficiar la salud mental y hasta quizás extender la vida.

La clave según Walsh es ser capaces de ser perseverantes en estos ajustes y no esperar que ellos funcionen de un día para otro, sino que poco a poco ir sintiendo el cambio.

Mi sugerencia es tomarlos con calma, uno a la vez y con metas claras y sencillas en el cambio a corto plazo.

Más sobre Crecimiento Personal

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X