Por qué Tomás González es un héroe y un líder

Tomás González, más allá de los resultados, ha demostrado que es un líder y tiene todo para ser un héroe del deporte en Chile que inspire a miles de personas más allá de la actividad física.

Tomás González, quien estuvo muy cerca ayer de darnos una nueva medalla olímpica, no tenía por qué hacerlo. Es decir a él Chile no le dio nada, y por lo tanto él no le debe nada al país.  Sin embargo Tomás ha decidido seguir compitiendo por su misma bandera y en el camino nos demuestra de lo que está hecho un líder y un héroe deportivo.

Hace unos años tuve la oportunidad de estar en un seminario de Dan Millman, uno de los más famosos escritores inspiracionales de Estados Unidos, quien se ha hecho famoso alrededor del mundo por su libro “El Camino del Guerrero Pacífico”, donde relata la historia de cómo fue capaz de volver a competir como gimnasta luego de romperse el fémur derecho en más de 40 partes a los 21 años.

Millman en ese momento era campeón mundial de trampolín y estaba seleccionado para participar el año siguiente, 1968 en los Juegos Olímpicos de Ciudad de México por los Estados Unidos, y luego del accidente en motocicleta que tuvo, le dijeron que jamás volvería a caminar bien y mucho menos competir.

Tomás González

Foto: IND

Sin embargo Millman fue capaz de superar las malas noticias que le dieron los doctores y seguir su sueño y su propósito para competir un año después, y aunque no llegó a los Juegos Olímpicos, pudo llevar al equipo de su Universidad al título de gimnasia de los Estados Unidos.

A Millman cuando da su seminario se le nota una paz interna que tranquiliza mientras lo escuchas y una sonrisa de alegría que llena el lugar. La misma sonrisa que se le vio a Tomás González cuando terminó cada uno de sus ejercicios en Londres 2012.

Un líder

Porque Tomás González más allá de los resultados ha demostrado que es un líder y tiene todo para ser un héroe del deporte en Chile que inspire a miles de personas más allá de la actividad física.

Primero, porque él nunca ha sido víctima de las circunstancias, nunca actuó “a pesar de…”, si no que siempre lo hizo con convicción y seguridad, seguro de su llamado interior más de lo que ocurría a su alrededor.

Segundo, porque en ningún momento ha dado una entrevista donde se queje del poco apoyo y siempre ha sonreído ante las cámaras seguro de que ha dado lo mejor de sí.

Tercero, porque él se transformo en protagonista de su vida y rompió con el patrón cultural y lo hizo solo yendo con su pasión, sin importarle nada más que hacer el deporte que ama de la manera más perfecta posible.

Y cuarto, porque a Tomás González, el país no le dio nada y él no le debe nada, pero sin embargo se siente responsable de sus actos y su legado para todos y mientras espera los puntajes muestra orgulloso el escudo de Chile.

Por eso es que Tomas González nos emociona de forma transversal a todos los chilenos. Porque fue capaz de demostrarnos que un cuarto lugar no es un fracaso y cómo la verdad que está dentro de cada uno es la que nos transforma en líderes y héroes, y esa es la base del Crecimiento Personal, ser capaces de pasar de ser víctimas de la vida a protagonistas en el rol principal de ella; aplicando la fuerza, para en vez de nadar contra la corriente, ser capaz de cambiar la corriente con su poder interno.

Más sobre Crecimiento Personal

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X