Carreras y vocaciones: descubrir tu pasión lo cambia todo

Ad portas de rendir la PSU y postular a una carrera, lo importante es desatarse de los paradigmas sociales y tener en mente qué es lo que te apasiona para elegir bien.

Muchos de nuestros jóvenes se encuentran ad portas de rendir la PSU. La temida, esperada, decisiva e incierta prueba de selección universitaria se rendirá durante los primeros días de diciembre. Si bien está pensada para dar posibilidades de desarrollarse profesionalmente, para muchos jóvenes ésta puede ser restrictiva. Restrictiva en parte porque está fuertemente acompañada por paradigmas y presiones sociales:

Estudia una carrera tradicional, no vayas a pensar en postular a una carrera artística con tremendo puntaje”; “todos en la familia hemos sido abogados, no esperamos menos de ti”; “estudia algo que te dé plata. Después puedes dedicarte al teatro como hobby”.

Carreras vocaciones

Foto: profesionales.cl

Elegir una carrera es una gran decisión.

Pero, ¿tendremos todos las mismas motivaciones? ¿El mundo necesita de los mismos expertos todo el tiempo? A continuación compartimos con Uds. la historia del creador de Los Simpsons, Matt Groening, que aparece más detallada en el libro El Elemento de Ken Robinson.

A Matt siempre le fue bien en el colegio, sin embargo se aburría mortalmente. Para entretenerse, se ponía a dibujar durante las clases. “Acabé siendo tan bueno para dibujar que podía hacerlo sin mirar el papel; así, los profesores pensaban que les estaba poniendo atención”. La clase de arte le dio la oportunidad de desarrollar su pasión sin miedos. Simultáneamente empezó a concentrarse en las historietas y chistes porque lo encontraba entretenido. Cada vez se sentía más inspirado en las narraciones y dibujos. Sus profesores y padres intentaron convencerlo de que se motivara a hacer otras cosas. Le aconsejaron que fuera a la universidad y que estudiara una profesión más seria.

De niño, cuando jugábamos a contar historias usando pequeñas figuritas de dinosaurios, ya sabía que pasaría el resto de mi vida haciendo aquello. Estaba rodeado de otros niños que pensaban igual que yo, pero poco a poco cada uno se fue por su lado y se volvieron más serios. Para mí, todo consistía en jugar y contar historias. Decidí que intentaría vivir de mi ingenio. Y debo decir que no pensé que fuera a salir bien. Creí que terminaría teniendo un trabajo de mala muerte y haciendo algo que odiaría, como trabajar en un almacén de neumáticos”. Pero las cosas acabaron bien diferentes para Matt. Evolucionó tanto que tiene un programa de 30 minutos que lleva más de 20 años emitiéndose.

Nada de esto habría ocurrido si Matt Groening hubiese seguido los consejos de aquellos que le decían que tenía que dedicarse a una carrera “de verdad”. Al final, todo se trata de descubrir tu pasión y de desarrollarte desde ahí.

Más sobre Educación Secundaria

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X