Déficit Atencional en menores: ¿Qué es y cómo actuar?

Presentamos algunas claves para entender y actuar de mejor manera frente al Síndrome de Déficit Atencional.

Amanda Céspedes, a través de su libro “Déficit atencional en niños y adolescentes”, nos brinda una poderosa herramienta a los adultos para comprender mejor el síndrome en menores. La autora difiere en considerar el trastorno como caso médico clínico. Sugiere, en cambio, hacer hincapié en lo sicológico y social, porque generalmente está vinculado con características del ambiente donde el menor se desenvuelve.

¿Cuál es la importancia del ambiente?

El cerebro humano es extremadamente flexible durante los primeros 20 años de vida. Esto, porque el organismo humano está diseñado en sólo una pequeña porción de ADN. El resto, (“genes de transcripción”), responde a desafíos provenientes del ambiente. Es decir, el genoma humano dispone de una gran cantidad de genes sin información específica que están abiertos al cambio. Por esta razón, en cada niño hay un gran potencial de transformación. Un buen ambiente familiar repercute en buenas conductas, al igual que un mal ambiente puede generar conductas indeseables en nuestros menores (ansiedad, hiperactividad, problemas de concentración, etc.)  que tienden a confundirnos y hacernos pensar que son niños con (Síndrome de Déficit Atencional) SDA.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros menores?

Déficit Atencional

Foto: Blogs

Una ayuda para el déficit atencional es privilegiar hábitos de vida saludable.

 

  • Informándonos profundamente sobre los contextos de los que provienen, pues sus conductas son muchas veces sólo la punta del iceberg que surgen como respuesta a ambientes desfavorables en casa. Así, evitaremos diagnosticar erróneamente el síndrome.
  • Dándoles oportunidades para desarrollarse más integralmente a través de distintas experiencias: invitarlos a participar de talleres de arte, música, baile, deportes, idiomas y escoutismo entre otros.
  • Privilegiando hábitos de vida saludable para reducir el daño causado por las neurotoxinas. Es decir, ser respetuosos con las horas de sueño y descanso, mantener una alimentación balanceada, evitar el sedentarismo, el alcohol y las drogas, manejar el estrés, tratar las alergias y frecuentar lugares libres de polución ambiental.

¿Cuáles son los síntomas del SDA?

El Espectro Síndrome del Déficit Atencional se expresa a lo largo del desarrollo en lo cognitivo,lo socioafectivo y lo conductual. Esto compromete las Funciones Ejecutivas del cerebro:
• Lectura de información no verbal
• Mentalización
• Ajuste de la conducta al contexto
• Empatía
• Autorregulación
• Estrategias de organización y planificación
• Atención focal
• Memoria de trabajo
• Persistencia, flexibilidad
• Autocontrol emocional

Las mismas funciones podrían ser afectadas por malos hábitos o problemas ambientales. Por eso, es importante estudiar seriamente la situación del menor. Un mal diagnóstico podría dejar profundas secuelas. Es alrededor del 15% de la población infantojuvenil que presenta el síndrome, pero lamentablemente el 50% es diagnosticadohoy en día.

Céspedes nos invita a ser empáticos y cálidos con aquellos que poseen el Espectro, “rescatándolos de una mirada fría y técnica que los ha colocado dentro del ámbito de las enfermedades.”

Más sobre Educación Secundaria

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X