Enseñanza-aprendizaje: 3 etapas clave para tener éxito

Todas las fases del proceso enseñanza-aprendizaje son importantes. Los alumnos deben comprender e internalizar contenidos, así como también deben saber posicionarse ante éstos.

En todo proceso de enseñanza-aprendizaje existen tres fases centrales: la presentación, práctica y producción. Sin embargo, nos preguntamos si a todas estas etapas les dedicamos el mismo tiempo, o incluso si en verdad abordamos el proceso completo. Veamos de qué se trata:

1. La presentación consiste en introducir un contenido nuevo, por ejemplo, un procedimiento, una regla o un acontecimiento. El estudiante, por lo tanto, se enfrenta por primera vez a un tema que conoce poco o nada y la guía y claridad del profesor se tornan esenciales.

2. Durante la práctica, el alumno internaliza los contenidos presentados a través del ejercicio personal monitoreado.

3. Por último, los alumnos crean con lo enseñado durante la producción. Esta etapa final sirve para que el alumno consolide efectivamente lo aprendido, lo que requiere dominio del contenido e independencia del alumno.

Clave aprendizaje

Foto: Álex Valdés

Sin embargo, pasa que muchas veces se descarta la producción. Supongamos que un profesor de lenguaje quisiera enseñar cierto vocabulario. Entonces, éste explica las palabras tomadas de un contexto. Luego, el alumno ejercita las palabras desarrollando, por ejemplo, guías para completar. Una vez acabada la guía, el proceso ha terminado.

Muchas veces los profesores se dan por satisfechos recién en la segunda fase y como el alumno demuestra que sabe el significado de las palabras, éste interpreta que no es necesario gastar más tiempo en ello y pasan a otro contenido. No hubo producción.

Saber sólo definiciones

El alumno sabe definiciones, pero no tiene idea cómo usar esas palabras en la realidad por sí mismo, pero eso parece no importar. Sin embargo, por supuesto que sí importa dedicarle tiempo a la producción, hacer que los alumnos creen, por ejemplo, una entrevista, una historia o debatan un tema en el cual hagan uso coherente de las palabras enseñadas.

Es por este motivo que tenemos muchos alumnos que dominan ecuaciones y fórmulas, pero no tienen idea de cómo solucionar un problema. Muchos alumnos saben todo acerca de estructuras gramaticales de inglés, pero no saben usar el idioma. Muchos alumnos manejan acontecimientos de la historia de Chile, pero no establecen relaciones ni desarrollan su propia opinión ante los hechos.

Todas las fases del proceso enseñanza-aprendizaje son importantes. Los alumnos deben comprender e internalizar contenidos, así como también deben saber posicionarse ante éstos, jugar con éstos, dominarlos. De lo contrario, tendremos alumnos que memorizan, pero que no crean y es esto, precisamente, lo que más necesitan desarrollar hoy en día.

Más sobre Educación Secundaria

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X