Inicio » España » Equipo

Copago sanitario: Alarma en España por medidas austeras

Los pensionistas abonarán el 10% de los medicamentos y todo ello en un contexto donde ya se han cerrado centros de salud y los quirófanos en Cataluña dejaron de funcionar en las tardes.

Los españoles ya no pueden más. Si la crisis les ha dejado sin trabajo, los recortes están robando la esperanza. A la subida de la luz y el gas se le suman las del IRPF (declaración de la renta), y el impuesto de bienes inmuebles (IBI) al 50%. Y no tendría esto repercusión si el gobierno no hubiera estipulado en su programa electoral no subir las tasas, lo repitió en campaña por activa y pasiva.

Si recordamos que España cuenta con cinco millones de desempleados, con especial incidencia en la gente joven, los pensionistas se convierten para muchas familias en uno de los principales sustentadores económicos. Y aunque el gobierno (Mariano Rajoy) actualizó las pensiones, éstas se han visto disminuidas por causa de la subida de impuestos y de los servicios básicos.

España Salud

Foto: EFE

El gobierno español instauró el copago sanitario y farmacéutico.

No contento con esto, Rajoy implanta el copago sanitario y farmacéutico cuando había insistido que esta medida no estaba dentro de la agenda gubernamental. Cataluña fue una de las primeras comunidades autónomas en implantar medidas severas a este respecto: el pago de 1€ por receta médica, el cierre de centros de salud y la suspensión por las tardes de los quirófanos.

Para que se hagan una idea, la suspensión de los quirófanos en las tardes ha supuesto entre 180 y 210 operaciones quirúrgicas menos por hospital al año, aproximadamente. Sin olvidar que cada acompañante de un  paciente ingresado debe pagar 5€ por reclinar la silla para pasar la noche ya que alquilar una cama cuesta alrededor de 40 por noche. Eso sí, el paciente no paga nada. En fin…Esta situación tan límite por ahora solo sucede en Cataluña ¿Cuánto tiempo tardará en llegar al resto de España? Me temo que poco.

El copago farmacéutico es una medida distinta con la sí existen posibilidades de lógica. Hay que recalcar que España ha sido un país que ha abusado de su sanidad durante años. Un porcentaje (relativo según las rentas) de los salarios van destinados a la Seguridad Social, y a cambio, se obtienen consultas, operaciones, tratamientos y medicamentos gratis. En la situación actual, esto no se sostiene. Y plantear un copago o repago como en realidad debería denominarse, ya que los españoles pagan a través de impuestos la sanidad, serviría para reducir la cantidad ingente de medicamentos recetados bajo la premisa de la gente, en muchas ocasiones, “por si acaso” “por si se me acaban”. Si uno va a la casa de un español medio puede encontrar una pequeña farmacia. No sólo un Ibuprofeno o algo para la gripe, sino para todo tipo de dolores, que al final casi nunca se utiliza. Es por ello, que esta medida podría controlar la fuga de medicinas y por ende, ingresar dinero al Estado.

Los pensionistas, los más castigados

Lo que no está tan bien es que esta medida se cargue encima de los pensionistas. Tendrán que pagar el 10% de cada receta médica, el resto un poco más. Sin duda, este sector debería quedar exonerado ya que la gente mayor es más dependiente del servicio sanitario que otros.

En los diez últimos años el gasto en sanidad ha sido desproporcionado. En el 2000 se gastaba 65 millones de euros, en el 2011, eran 95 millones. ¿En qué se invirtió durante todo este tiempo? Uno de los objetivos del gobierno es suprimir la duplicidad sobre todo en la burocracia sanitaria. ¿Por qué se ha llegado hasta aquí? Para los españoles, que se termine la sanidad tal y como la conocían es un golpe en una herida que cada vez duele más. Si de algo estaban orgullosos y seguros es  que pasara lo que pasara, al hospital o al médico era el único lugar al que se acudía sin dinero.

Hoy eso, se acabó.

Más sobre España

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X