Inicio » España »

“Mujeres mula” en España: La dramática cara de la esclavitud del siglo XXI

Miles de mujeres cruzan la frontera entre Marruecos y España con al menos 50 kilos en su espalda y sin la seguridad de que volverán vivas.

Guía de: España

1394199334_186048_1394199681_album_normal

Son pasadas las 2 de la mañana, sin embargo Jema Laalaousa ya ha comenzado a prepararse para su trabajo. Es así todos los días. Se levanta en la madrugada, se viste y comienza a prepararse para cargar fardos que pesan entre 40 y 70 kilos en su espalda. Laalaousa es una de las miles de marroquíes que trabajan en la frontera entre Marruecos y España y que desde hace años se les conoce como “mujeres mula”. Ella vive en Melilla, ciudad autónoma española que se ubica en el norte de África. Desde allí, es una de las miles que cargan estos fardos de contrabando con productos que son internados en territorio marroquí.

En un principio este trabajo era realizado por madres solteras que no tenían otra opción para ganarse la vida. Pero, con el aumento del desempleo en la zona, hoy son hombres y mujeres jóvenes los que compiten diariamente para poder cruzar y, así, poder mantener a sus familias.

Esta “mujer mula” no tiene tiempo para descansar, cruzando alrededor de cinco horas a al día, cuatro días a la semana. Su esposo de 57 años, Mohammed Zoubah, está enfermo, por lo que Laalaoua debió convertirse en el sostén económico de su familia desde hace 6 años.

Laalaoua, por transportar 50 kilos, cobra alrededor de “70 dirhams”, lo que correspondería a 8 dólares. Sin embargo, todos los días es un enigma la cantidad de veces que podrá cruzar y, por ende, tampoco sabe cuánto podrá ganar al final del día, estima un artículo publicado en publico.es.

Y eso no es todo, el trabajo que realiza está lleno de riesgos. Algunas personas han muerto por las estampidas que se generan al tratar de cruzar la frontera: “Nos preparamos para el día, sin saber si saldremos vivos o muertos”, manifiesta Laalaoua y muestra sus piernas con moretones producto de los golpes que le ha dado la Guardia Civil española al intentar avanzar en la fila.

Durante la madrugada, un jefe es el que les da las tareas y la cantidad de mercancía que tendrán que transportar ese día. Tras esto, deben esperar a que los guardias abran las puertas y pueden hacer entre dos a tres cruces antes de que se vuelvan a cerrar.

Los productos que transporta en su espalda se contabiliza como equipaje personal. Esta mercancía puede ser artículos de uso doméstico, toallas, papel higiénico, jabón y también productos ilícitos como alcohol y bolsas plásticas, las cuales están prohibidas en Marruecos.

Fuentes de la Guardia Civil citadas por Vice, estiman que el contrabando generó en 2010 unos 500 millones de euros. Agregan que la creciente exportación de productos chinos ha relanzado el negocio, y con ello la multiplicación de las llamadas “mujeres mula”.

Este video muestra el tremendo esfuerzo que a diario realizan estas mujeres:

 

en-imgenes-pasamos-un-da-con-las-mulas-de-melilla-que-abastecen-a-marruecos-body-image-1448455639

woman-with-green-load

images

52_CARGADORAS_MANUEL_MONTERO_1002.columnas_8 052

1243720818_850215_0000000000_sumario_normal

images ws

mujeres-mula

 

2017031720064577785

Más sobre España

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X