Inicio » Mujer »

La peligrosa moda de operarse para “ser igual” a un famoso: Los casos más extremos

Se obsesionan con ser idénticas a actrices y modelos, sin importar que eso ponga en riesgo su vida. Se trata de personas que gastan miles de pesos en ser iguales una celebritie.

Guía de: Mujer

Los especialistas aseguran que es común que las mujeres lleguen a las consultas de los cirujanos plásticos con fotografías de modelos y actrices, como referencia para algún retoque, pero de ahí a obsesionarse con ser igual a alguien hay un gran paso.

Sin embargo, eso ocurre y con más frecuencia de la que uno piensa. Uno de los casos más conocidos de operarse para quedar como un clon es el de la joven rusa Valeria Lukyanova, que  se ha sometido a diversas operaciones para  transformarse en la Barbie humana.

Foto: Internet

Otra que tiene un doble es Pamela Anderson, la famosa actriz es el modelo a seguir de la británica Carolyn Anderson. Con sólo 28 años esta mujer lleva invertidos más de US$ 30.000 (poco más de $ 15 millones) con un solo objetivo, ser igual a la rubia de Guardianes de la Bahía.

Foto: Internet

Su obsesión es tal que incluso ha puesto en peligro su vida, porque más allá de recurrir a la cirugía, al botox y utilizar pestañas postizas se aplica una peligrosa droga para verse bronceada. Y como si fuera poco Carolyn se realizó siete operaciones de implantes de senos, ya que en varias oportunidades tuvo problemas en ellas.

Una obsesión similar es la que tieneKristina Rei, una joven rusa de 22 años que quiere  tener los labios de Jessica Rabbit, la pareja del famoso conejo en la película “¿Quién engañó a Roger Rabbit?”. Para esto, se realizó más de 100 intervenciones estéticas en las que se inyectó silicona hasta lograr la boca más voluptuosa del mundo. Pero, a la vista de todos, en vez de parecer más sensual, esta chica terminó por afearse.

cirugias-famosos.4

Hay que decir si, que no es una cosa de género, los hombres también tienen sus obsesiones. Está el caso  de Justin Jedlica, un joven neoyorquino de más de 30 años, se sometió a nada menos que a 90 procedimientos estéticos con tal de verse lo más parecido posible a Ken, el novio de Barbie.

Foto: Internet

Pero hay más, por ejemplo el joven filipino, Herbert Chávez, fanático de Superman que invirtió más de US$ 7.000 (poco más de $ 3,5 millones) en tratamientos y operaciones sólo para parecerse al “hombre de acero”. Hay que decir que en ese caso los especialistas hicieron un buen trabajo porque el joven luce como si hubiera salido de un comic, su rostro es casi idéntico al del personaje de ficción.

Foto: Internet

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X