Inicio » Música Pop » Equipo

Festival de Viña 2012: Cerca del fracaso

Pese a los auspiciosos pronósticos previos y grandes artistas, Chilevision se las arregló para echar todo a perder.

Todo indicaba que sería una versión histórica, como esas recordadas ediciones de inicio de los años ochenta o incluso de mediados de los noventa. Se anunció el regreso de Luis Miguel, a Salvatore Adamo, Morrissey, Los Bunkers y otros artistas que alcanzaban para entusiasmar hasta a los más exigentes. Sumado a lo anterior, Chilevision se las había arreglado para configurar un balanceado jurado musical, dándonos esperanzas que el “corazón” del Festival de Viña, las competencias, serían revitalizadas. Despliegue masivo  de medios a la quinta región del país, elección de reinas y todo el circo barato que mueve el Festival, parecía estar todo preparado para algo grande, pero de alguna manera, Chilevision se las arregló para echar todo a perder.

 

Festival de Viña del Mar 2012

Foto: Luciano Riquelme, El Mercurio

Uno de los bochornos del Festival de Viña del Mar 2012 lo vivió Salvatore Adamo quien sufrió problemas de audio durante su presentación.

 

El puntapié inicial, como siempre, fue “la gala”, un evento al extremo cursi que no está a la altura de nuestra televisión. Casi ningún músico desfilando por la alfombra roja que se repletó de rostros del propio canal que utilizó la plataforma para promocionarse. A esto último habrá que sumar el pésimo trato de la organización para con la gente de otros canales y todo ese cahuín barato que se armó ese día por los aberrantes comentarios y descalificaciones de parte de los animadores del programa que transmitió el evento por televisión abierta. Mal.

Musicalmente el Festival de Viñacomenzó el miércoles y lo hizo de pésima manera, con un Diego Torres que fue como un somnífero directo a la vena. Mal programada la primera noche que significó que con Luis Miguel arriba del escenario, Chilevision no estuviese en el primer lugar del rating y fuese derrotado por un programa franjeado de Canal 13 (Mundos Opuestos). El golpe de esa primera noche fue bajísimo y Chilevision lo sintió fuerte, tan fuerte que reafirmó su idea que para ellos el Festival de Viña no es más que un carísimo programa de televisión, así que para competir con el canal católico eliminó la obertura de la segunda noche, y apuró los tiempos para poner rápidamente a Camila al escenario, a quienes les pidieron que no hablaran mucho y se dedicaran a cantar para así agilizar el show. La tercera noche debió lidiar con el ego de Morrissey que fue pésimamente manejado por la organización y dejó a nuestro Festival sin noche de competencia folclórica.

Durante la primera noche a los periodistas acreditados no se les permitió entrar a la carpa oficial y no hubo conferencia de los animadores, así como también hubo prohibición para cubrir bien el inicio evento. A esto último hay que sumar el descontento del jurado folclórico y, por supuesto, los bajos ratings (la noche del sábado el Festival de Viña fue superado por canal MEGA que transmitió Viva Dichato).

Ante todo pronóstico Chilevision logró arrancarle el espíritu y esencia al Festival de Viña, ese espíritu que tuvo hasta en sus momentos más cuestionados bajo la organización de Canal 13. Hoy más que nunca nos queda claro que los grandes nombres y magnifico escenario no bastan para realizar un buen Festival de Viña que, como dije en alguna oportunidad, es de los pocos eventos donde cabemos todos los chilenos. Para adelante la tarea es difícil, la organización debe replantear la forma de llevar el evento hasta nuestras casas y buscar maneras de potenciar lo más importante del evento, las competencias.

Más sobre Música Pop

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X