Inicio » RSE » Equipo

¿Qué son las empresas B? El caso Triciclos para entender otra forma de hacer negocios

Gonzalo Muñoz Abogabir, co fundador Triciclos afirma que las empresas deben hacerse cargo de resolver los problemas públicos.

Corría el año 2009 y Gonzalo Muñoz, junto a otros dos socios, decidió perseguir un sueño. Habían quedado atrás innumerables horas y días de conversación para encontrarle sentido al trabajo; frustraciones al no poder implementar soluciones sociales y ambientales en empresas tradicionales; cuestionamientos personales al ver en las noticias degradación ambiental y falta de oportunidades para los más vulnerables, y sentir que las empresas tienen un gran poder para lograr lo que se propongan, lo que les da un gran potencial para aportar a la solución de problemas sociales. En ese entonces crearon la empresa Triciclos y se plantearon que ésta sería distinta a las que existían porque “valoramos el capital humano por sobre el capital financiero. Desde los inicios nos planteamos una forma de gestionar empresas distintas, aunque éramos sólo tres trabajadores”. “Creíamos además que estábamos inventando la pólvora, pero fue una gran sorpresa encontrarnos en 2011 con las “B corps”, una certificación internacional que nos permitía demostrar que lo que estábamos haciendo era distinto. Además fue muy positivo porque nos permitió darnos cuenta que no estábamos solos en el mundo”.

Empresas B

Foto: Internet

El de las “B corps” (Empresas B) es un movimiento global que se distingue por:

1. Solucionar problemas sociales y ambientales desde los productos y servicios que comercializan. Esto considera también las prácticas laborales, ambientales, con las comunidades, con los proveedores y diferentes públicos de interés.

Esto se aplica en Triciclos en que se definen como: “Queremos hacer de este mundo un lugar mejor, modificando nuestros hábitos de consumo y de disposición de la basura, usando mejor lo que nos ofrece nuestro entorno”. Entre sus servicios ofrecen asesorías, educación y productos sostenibles relacionados con la disposición de desechos. Su producto más visible son los puntos limpios que manejan en Chile en Sodimac y en diferentes comunas.

2. Pasan por un riguroso proceso de certificación que analiza todas las dimensiones de la Empresa.
En Triciclos cumplieron con este proceso a fines del año 2011 y fueron la primera empresa en Sudamérica en obtener dicha certificación.

3. Hacen modificaciones legales para proteger su misión y propósito empresarial, y así combinar el interés público con el privado.

Convencidos de que ésta es una nueva economía, hicieron los ajustes correspondientes para incorporarlo en sus estatutos y pacto de accionistas.

-¿En qué cosas concretas se refleja en Triciclos esta forma de hacer negocios?

-“Tenemos definido que la diferencia de sueldo entre el más bajo y el más alto de la compañía no puede ser más de 12 veces. El sueldo mínimo de Triciclos será siempre un 25% más alto que el legal. Hay un 10% de la propiedad que es de los empleados y un 33% de las utilidades se distribuye entre todos los trabajadores en forma lineal. Además nos preocupamos que el clima laboral sea agradable y que quienes trabajemos acá nos sintamos orgullosos de pertenecer a esta empresa”.

-¿Cómo se lleva esto a la relación con proveedores y clientes?

“Al comienzo en la relación con proveedores fue difícil porque existía mucha asimetría. Además éramos una empresa chica y no entendían que buscáramos confianza, que estuviéramos pidiendo que se alinearan con nuestros valores, estábamos pidiendo cosas raras. Hoy en día tenemos proveedores que nos ofrecen descuentos importantes, siempre y cuando puedan comunicar masivamente que están trabajando con nosotros. Tenemos además clientes que están dispuestos a pagar más por el servicio debido al valor adicional que les reporta trabajar con una empresa B”.

Han pasado casi cinco años desde los inicios de Triciclos y hoy en día son 95 trabajadores a tiempo completo, 10 part-time y 22 que pertenecen a negocios inclusivos. Esto quiere decir que los administradores de los puntos limpios son personas en situación de vulnerabilidad que, asesorados por Triciclos, generan su propio negocio.

Según nos indica Gonzalo Muñoz, “hoy en día los inversionistas quieren poner su plata en las empresas que tienen sus límites muy por sobre la ley, en el sentido de que hacen mucho más allá de lo que la ley les exige, porque eso es menos riesgoso para el futuro del negocio y de su inversión”.

-¿Alguna reflexión final?

“Hay nuevas generaciones de trabajadores en empresas muy relevantes y también en pequeñas que vienen con una mirada diferente. Con mayor preocupación del impacto social y medioambiental porque tenemos claro que si no se hace las empresas desaparecerán. En las empresas ya no basta con sólo preocuparse de obtener resultados económicos, sino que debemos resolver los problemas públicos”.

Las empresas B en Chile ya son 50, en Sudamérica 80 y en el mundo 874, distribuidas en 30 países.

Con esta entrevista quise mostrarles que hay personas y empresas en Chile y en el mundo que queremos hacer las cosas mejor y de una forma distinta. Pero para que esto se siga desarrollando dependerá de que más dueños, empresarios y trabajadores de organizaciones sean capaces de reconocer que tienen un rol. Cuando lo empiecen a cumplir, las organizaciones serán socialmente responsables y así podremos tener un mundo mejor. La decisión y querer hacerse cargo de esta realidad es tarea de cada uno. Hay algunos que ya empezamos, esperamos que cada día se sumen más. #RSEtareadetodos

Más sobre RSE

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X