Inicio » RSE » Equipo

¿Es posible consumir de manera sostenible?

Los cuestionamientos son necesarios para preferir, con conocimiento de causa, compañías que fomenten el llamado Consumo Sostenible.

Si te gusta lo último en tecnología, de seguro estarás mordiéndote las uñas esperando la fecha oficial del lanzamiento en Chile de la última joyita de Apple, el esperado iphone 5.

Pero…más allá de su visible atractivo ¿Te has preguntado qué hay detrás de este famoso teléfono inteligente? ¿Quién lo ensambla? ¿Cómo lo hace? …¿Te importa realmente?

Estoy consciente que estas preguntas pueden parecer aburridas para los que lo único que quieren es comprar el iphone, pero no dejan de ser fundamentales si quieren que sus hijos y futuras generaciones disfruten, al igual que ellos, de estas maravillas.

consumo sostenible

Foto: Agencias

¿Por qué te preguntarás? Porque estos cuestionamientos son necesarios para preferir, con conocimiento de causa, compañías que fomenten el llamado Consumo Sostenible. Es decir, que su actuar no comprometa el futuro de nuestro planeta.

Para entenderlo mejor, definamos qué es consumo sostenible. Este concepto se refiere al rol que juega una empresa a la hora de producir un producto. Debe utilizar productos y servicios que sean lo más respetuosos posible con el medioambiente, tanto en su fabricación como en sus componentes, envasado y transporte. Además, deben obtenerse y fabricarse respetando culturas indígenas y los derechos humanos e infantiles.

Conservación posible

De esta manera, la conservación de nuestro planeta es posible, así como mantener un nivel de vida como el que estamos acostumbrados. Recordemos que si todo sigue tal cual y no cambiamos nuestro comportamiento, estudios internacionales afirman que la tierra no tendrá capacidad de darnos los recursos que necesitamos en cuestión de 100 años o menos.

Ahora bien, para lograr un consumo sostenible, nuestro rol como clientes es clave. Debemos consumir de manera responsable. ¿Qué significa esto? Que averigüemos más de los productos, que seamos capaces de exigir que nos digan con transparencia cómo se hicieron, para luego apoyar las cosas que efectivamente hayan tomado en cuenta la sostenibilidad en su fabricación y distribución. Asimismo, debemos reciclar. Un mejor mañana no sólo depende de las empresas sino también de lo que las personas hagamos después con sus productos o desperdicios derivados.

En fin, no cabe duda… El desafío es grande. Pero no nos asustemos, podemos comenzar con algo simple y de a poco ir educándonos más en el tema. El sólo hecho de preferir ampolletas eficientes versus las normales es un paso importante. Si bien al principio es más costoso, en un futuro habrás ahorrado bastante en tu cuenta de luz, lo que si lo llevamos a un nivel masivo, se traduce en una disminución gigantesca del consumo de energía.

Mi consejo final es que nos informemos, que nos empoderemos como consumidores y marquemos la diferencia. El sólo hecho de que escojamos un producto por sobre otro, obligará a las compañías a incluir la sostenibilidad en sus procesos y todos podremos disfrutar de una mejor calidad de  vida y asegurarla para las futuras generaciones. ¿Qué te parece este tema? ¿Comenzarás a consumir de manera más responsable?

Más sobre RSE

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X