Inicio » RSE » Equipo

¿Responsabilidad Social “Empresarial” o de todas las organizaciones?

Ya no alcanza para las empresas con cumplir la ley, generar riquezas y pagar sueldos.

Han pasado varios años desde que se comenzó a escuchar acerca de la Responsabilidad Social Empresarial (ver historia en artículo “Los inicios de la RSE”) y eso ha generado adeptos, detractores, organizaciones muy comprometidas y otras que sólo buscan lavar imagen. Con el objetivo de tener un lenguaje común y de entregarles mayores antecedentes para que cada uno evalúe, en esta columna abordaremos algunos aspectos de la definición de Responsabilidad Social.

A fines de 2010, con el objetivo de estandarizar lo que se entendía por Responsabilidad Social y de ser una guía para las organizaciones acerca de cómo abordar la gestión socialmente responsable se publicó la ISO 26000. Esta ISO no es certificable, el grupo de trabajo fue el más grande la historia de las ISO y tuvo representantes de diferentes sectores de la sociedad (Gobiernos, Trabajadores, Industria, ONG, Consumidores y Expertos).

rse organizaciones

Foto: Internet

Como la definición de Responsabilidad Social, según la ISO 26000, es un  poco larga, les presento algunos de los aspectos que son relevantes y que deben tomarse en cuenta:

-          La responsabilidad social puede ser aplicada en todas las organizaciones. Es decir, no hace distinción por tipo (Empresa, ONG, gobierno, asociaciones de trabajadores, Club deportivo, entre otras), ni tamaño de las organizaciones (mipes, pequeñas, medianas o grandes).

-          Las organizaciones deben hacerse cargo de sus impactos negativos y positivos que ocasiona su gestión en la sociedad y el medioambiente.

-          Deben considerar los intereses de las partes interesadas (stakeholders) y no sólo gestionar pensando desde la organización.

-          Debe estar integrada en toda la institución y llevarse a la práctica en el día a día.

Basados en esta definición, lo que quiero hacer notar es que la forma de administrar las organizaciones cambió. Esto quiere decir que ya no alcanza para las empresas con cumplir la ley, generar riquezas y pagar sueldos. Para las ONG con decir que hacen un aporte a la sociedad, que no les alcanza el dinero, por eso pagan malos sueldos y hacen trabajar demasiadas horas a sus colaboradores. Para las organizaciones estatales con comprar muchos productos, que existe mucha burocracia y por eso pagan a sus proveedores a más de 90 días.

La gestión de las organizaciones debe permitirnos un desarrollo sostenible y esto debemos hacerlo en las mipes, pymes, medianas y/o grandes. Por supuesto que cada una de acuerdo a su realidad, a sus posibilidades, pero asumiendo lo impactos generados tanto positivos como negativos. Y dentro de éstos impactos se deben considerar los económicos, medioambientales y sociales. Es decir, las diferentes industrias que producen productos de buena calidad valorados por sus clientes, deben hacerse cargo del daño medioambiental que generan. Las organizaciones que apoyan a los grupos más vulnerables (pobres, menores abandonados, personas alcohólicas, entre otras) deben hacerse cargo del apoyo que entregan y que sea efectivo y eficiente, no les puede pasar que sus beneficiados no reciban un trato digno y profesional, como cualquier ser humano se merece.

En la gestión y más aún, dentro de su planificación estratégica, se debe considerar las expectativas que los stakeholders (una o más personas que tienen algún interés e influencia en la organización) tienen sobre la organización. Por supuesto, que ésta no se puede hacer cargo de todas las expectativas, pero al menos debe escuchar a los stakeholders, priorizar los requerimientos, cruzarlos con los otros, hacerse cargo de ellos y tener un plan de acción a futuro.

Por otro lado, la gestión socialmente debe ser transversal a toda la organización, no sólo es tarea del área de RSE (si es que existe), sino que de todas las áreas. Debe llevarse a la práctica en el día a día y para eso debe estar relacionado con el quehacer de la organización. Por ejemplo, un banco debe preocuparse del endeudamiento de sus clientes, una automotora de la congestión vehicular y la contaminación, una farmacia de la salud de las personas y de los efectos secundarios de los remedios, entre otros.

La invitación entonces es a reconocer la organización a la que pertenezco, ver cuál es el rol que cumple dentro de la sociedad y ver cómo podemos aportar al desarrollo sostenible. Así seremos capaces de mejorar hoy día y de entregarle a las generaciones que vienen un mundo mejor que el que recibimos.

Más sobre RSE

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X