Inicio » RSE » Equipo

Tres ingredientes clave para que funcione la RSE

Hoy el desafío está en las empresas, en trabajar junto a ellas, sus colaboradores, clientes y proveedores; en sistematizar procesos, en generar estrategias.

Los doce años que estuve en Un Techo para Chile más otros tantos en el sector privado, me permiten hoy unir estos mundos.

Me fui al Techo buscando terminar con una disociación personal. Del no estar el viernes en mi pega luchando por ganar y ganar sin importarme el otro y al día siguiente haciéndome el bueno como si eso sirviera para apaciguar mi conciencia. Hoy me voy del Techo buscando que los mismos negocios se conviertan en medios para rentar y para crecer, pero también para poder hacer lo que me hace sentido, lo que aporta a la mayoría y no sólo a un grupo de poder. En definitiva se trata de ganar, de que todos ganemos… La pregunta es cómo lo hacemos, porque estoy convencido que la empresa puede ganar y a la vez contribuir a la sociedad.

Claves RSE

Foto: Cristian Carvallo

El foco de un plan de RSE tiene que estar en las metas de corto y mediano plazo; En Un Techo para Chile, por ejemplo, no sólo se preocupan de las viviendas sociales, también impulsan cambios más duraderos.

La Responsabilidad Social, desde mi punto de vista, requiere de tres ingredientes fundamentales. Primero de que el modelo sea participativo; acá  no se trata de ser colonizadores de comunidades, ni de trabajadores o proveedores, sino de poder identificar -en conjunto- cuáles son los puntos de unión entre las diferentes realidades y a partir de eso construir una realidad común.

En segundo lugar, tiene que estar en relación con el negocio de cada empresa. Hay tantas estrategias y miradas de la RSE como empresas, cada cual tiene que pensar desde su realidad, desde su negocio. Si la Responsabilidad Social se convierte en una respuesta reactiva o una campaña de marketing sin trasfondo, les aseguro que tendrá el mismo efecto en la empresa que lo que puede tener una campaña de Navidad. Acá buscamos más que campañas, más que lindos reportes, queremos llegar al fondo, a ideas innovadoras que impacten el negocio y el mercado.

Por último es necesario tener una visión de largo plazo. No pensar que hacemos la estrategia, la lanzamos y estamos listos. Acá nunca se está listo y hasta los mejores tienen un camino por avanzar. El foco tiene que estar en las metas de corto y mediano plazo con indicadores y metas razonables que se definan en virtud de una visión de largo plazo.

En Un Techo Para Chile nos propusimos cambiar la realidad de los campamentos desde dentro, trabajando con los dirigentes, generando oportunidades y motivándolos para que se tomaran los espacios hacia un cambio real y duradero en el tiempo. Hoy el desafío está en las empresas, en trabajar junto a ellas, sus colaboradores, clientes y proveedores; en sistematizar procesos, en generar estrategias, ideas y nuevos caminos hacia un futuro sostenible.

Más sobre RSE

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X