Inicio » Vinos » Equipo

Ferias de vino, un mundial de oportunidades

A quien no le gusta ir al mundial. Las ferias de vinos son oportunidades increíbles para probar muchísimos vinos y nos ayudan a la larga a gastar en los vinos que nos gustan tanto. Aprovechen.

Las ferias de vinos son entretenidas. Son entretenidas porque tenemos un mundial de vinos a nuestra disposición por unos pocos billetes. Pero no seamos ingenuos, no nos mareemos persé y perdernos esa(s) oportunidad(es). OK, marearse quizás, pero que sean con buenos vinos.

Existen varios tipos de ferias de vinos. Las que tenemos que pagar una entrada  y listo. Hay otra que es aburrida. Uno paga por la copa y uno tiene que comprar tickets, los cuales nos dan derecho a probar vino. Acá nos inhibimos y miramos más la billetera que la copa con vino. No me gusta y no participaré más de esas ferias. Otra, y muy entretenida, es la que uno “califica”. Son ferias donde uno puede entrar por ser del “trade”. Son las mejores de las mejores porque ahí no sólo hay cientos y cientos de vinos, sino que también están los wagyu de los vinos y esos sí que son fun de fun. Pero en Chile no existen, así que volvamos al país de las 4 barreras naturales.

Feria de vinos

Foto: Gabriel Salas

Hay diferentes motivos para hacer una feria de vinos. Para mostrar la región. Éso lo hace muy, pero muy bien Colchagua y Maipo. Ellos tienen una identidad, un estilo y por sobre todo calidad y por lo mismo año tras año tienen ferias de vinos. Me gustan porque hay vino, pero nunca tanto. Te ayuda a identificar la región, puedes probar lo que se está produciendo y ver las diferencias entre los vecinos. Pero son pequeñas. No hay nada malo en eso. Es como la copa Ámerica. No es un mundial.

Después están las ferias comerciales. Ahí Santiago, Viña del Mar y Concepción “la llevan”. Claro, está la masa/clientes. Hay varias razones comerciales como aprovechar de vender/regalar copas Riedel, dar a conocer un hotel como el San Francisco o el Enjoy de Viña del Mar y también está la del Sporting Viña en pleno verano aprovechando la avalancha de turistas y mantener la “ciudad bella”. Estas ferias de vinos son entretenidas, pero hay que saber cómo afrontarlas y es acá donde me quiero detener para explicarles y darles unos datos para que lo puedan aprovechar “más mejor”.

Mi primer consejo es que caminen, vean qué y cuantas viñas hay. Es importante tener el mapa de la feria de vino, lo van a necesitar “all night long”. Miren, caminen y ataquen cuando hay algo que les llama la atención. Pero por favor, que la razón no sea una modelo linda y preciosa. No olviden que son los clientes, los que le dan las lucas así que pónganse exigente.

La forma tradicional es partir con los vinos blancos secos (Sauvignon Blanc, Semillon, Riesling, Pinot Grigio) para después pasar a los más pesados dentro de los blancos como Chardonnay y Viognier. De ahí salten a los roses. De los tintos empiezen con los ligeros teminando en los “potentes”: Pinot Noir, Merlot, Carmenere, Syrah y Cabernet Sauvignon. Los vinos dulces para el final a menos que quieran tomar y en ese caso les reitero la delicia de los Champagne. De esta forma ustedes irán ascendiendo en intensidad de vino y su paladar se los agradecerá.

feria-vino-2

Sin embargo, no sigo estos pasos porque siempre me perdía lo mejores tintos. Si no son cuadrados sigan éstos pasos, mis bonus tips:

  1. Tengan un buen desayuno y un mejor almuerzo para que no lleguen con tanta hambre y así tener los sentidos más afinados.
  2. Generalmente los vinos se muestran de menos a más así que miren la mesa, no la modelo, insisto, y vayan a la variedad que quieren probar y lo más “a tu derecha posible”.
  3. No tomen el vino. Mejor dicho, tomen sólo si les gusta por lo tanto escupan SIEMPRE (es como después de lavarse los dientes por lo tanto todos sabemos escupir). Por lo mismo dejen algo de vino en la copa y si les gusta tu y yo sabemos que ese resto irá a la experiencia de nuestro paladar/estomago.
  4. Entre tanto tinto prueben un blanco refrescante. Ayuda mucho el paladar a no confundir entre vino y vino.
  5. Siempre es bueno llevar papel y lápiz asumiendo que no aún tienen un iPhone/iPod/Smartphone (porqué no tienen a todo esto?). Anoten la marca, la variedad y la cosecha. Después pueden ir al supermercado para aprovechar esos 40% de descuento. Si el vino es demasiado exclusivo mejor ir al Mundo del Vino o la Vinoteca.
  6. Si hay alguien con corbata en el stand y es joven probablemente es sommelier. Pregunten hasta lo más tonto, el sabe y gusta comunicar así que saquen provecho.
  7. Usen ropa cómoda porque en una feria se camina más que Kung Fu.
  8. No manejen, tomen un taxi SIEMPRE de regreso.

Más sobre Vinos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X