Riquelme vs. Tevez: La “grieta política” argentina trasladada al fútbol

¿Por qué el conflicto entre entre "Apache" y la actual dirigencia de Boca podría considerarse una prolongación de la dicotomía kirchenrismo vs. macrismo?

Guía de: Fútbol Argentino

Las acusaciones cruzadas entre Carlos Tevez y algunos dirigentes de Boca Juniors aparentan limitarse a un simple conflicto contractual, pero escarbando un poco queda en evidencia una interna política en el club y hasta un episodio más en la polarización social argentina.

La confrontación macrismo vs. kircherismo atraviesa a toda la sociedad argentina hasta llegar al fútbol. Y donde más se deja ver es en la institución deportiva en la cual Mauricio Macri tuvo numerosos éxitos, y en la que se impulsó hacia la política nacional.

Tevez es el futbolista estrella del actual plantel de Boca.

Tevez es el futbolista estrella del actual plantel de Boca.

El ahora ex Mandatario transandino dejó su cargo tras perder las elecciones en 2019. Lo mismo le sucedió a su aliado Daniel Angelici, derrotado en las urnas de Boca en el pasado mes de diciembre. Con este panorama, el máximo emblema del macrismo que quedó en el “Xeneize” es Tevez, ídolo auriazul y amigo de ambos exdirectivos, a quienes hizo público su apoyo en varias oportunidades.

Algunos de los actuales miembros de la dirigencia del club quedaron resentidos con su futbolista estrella, al que ahora acusan de operar para Angelici. Los que se expresaron hasta ahora fueron Jorge Bermúdez y Raúl Cascini, antiguos ídolos de la entidad. ¿Y qué pasa con Juan Román Riquelme?

El histórico enganche de Boca, hoy vicepresidente segundo de la institución, suele manejarse de manera inteligente para no quedar expuesto. En este aspecto se diferencia del apasionado y verborrágico “Patrón” Bermúdez, pero hay algo que ni el propio Román puede negar: en esta famosa “grieta social”, quedó del lado opuesto a Tevez.

Riquelme es el vicepresidente segundo de Boca.

Riquelme es el vicepresidente segundo del club.

El viejo conflicto entre Riquelme y Macri

Hasta en este aspecto “JR10″ fue un adelantado a su época. El ídolo de Boca puede ser considerado el primer antimacrista, incluso cuando la denominación “macrismo” aún no existía en los libros de historia argentina.

Antes de ser el mandatario de Argentina, Macri fue presidente de Boca.

Antes de ser el mandatario de Argentina, Macri fue presidente de Boca.

Fue también antes de la aparición del kirchnerismo como variante del peronismo cuando Riquelme, con la camiseta de Boca puesta, evidenció todo su repudio a las políticas de Macri. Los dos clímax de esta confrontación: el “Topo Gigio” en el Superclásico del Torneo Clausura 2001 y su conflictiva partida al Barcelona en 2002.

Román volvió a vestir la casaca azul y oro en 2007 y, desde ese entonces, se mantuvo lejos de las polémicas, hasta que en 2011 Angelici asumió la presidencia. La relación entre el ídolo (partidario de la gestión anterior) y la flamante comisión directiva fue constantemente tensa, hasta terminar de romperse en 2014.

El "Topo Gigio", la marca registrada de Riquelme.

El “Topo Gigio”, la marca registrada de Riquelme.

Riquelme ya no volvió a jugar en Boca, aunque periódicamente hacía apariciones mediáticas oportunas para criticar los manejos en el club de sus amores.

En 2019, el histórico “10″ anunció que se presentaría a las elecciones junto con la fórmula opositora Jorge Amor Ameal-Mario Pergolini, contra el oficialista Christian Gribaudo. Había sido el último episodio del conflicto hasta ahora.

Riquelme, Angelici y una relación tensa.

Riquelme, Angelici y una relación tensa.

Riquelme vs. Tevez: los orígenes del enfrentamiento

“Apache” volvió por primera vez a Boca en 2015 de la mano de su amigo Angelici. Desde entonces, periódicamente sentía malestar por las declaraciones públicas de Román, a las cuales consideraba perjudiciales para los intereses del equipo.

Siempre tira para abajo. Es un ídolo por lo que hizo dentro de la cancha, pero afuera deja mucho que desear”, expresó en su momento Tevez. La sutil respuesta de Riquelme no se hizo esperar: “Si me pongo a pensar que Boca ganó seis Copas Libertadores y mis compañeros me hicieron ganar tres, tan mal no le hice al club“.

Con Tevez como máxima figura, Boca se consagró campeón de la última Superliga.

Con Tevez como máxima figura, Boca se consagró campeón de la última Superliga.

Tras las últimas elecciones, parecía que iba a haber un “alto el fuego”. Ambos ídolos, uno como directivo y el otro como futbolista, se sentaron a hablar y llegaron a un acuerdo para trabajar juntos. Mal no les fue: Boca ganó la Superliga con un Tevez superlativo.

En este marco, la renovación del contrato del delantero de 36 años parecía un trámite corto. La opinión pública no esperaba un recrudecimiento del conflicto.

El papel del kirchnerismo

Desde 1995 que en Boca está presente el macrismo de una u otra manera. En cambio, el partido que hoy maneja los rumbos de Argentina no tuvo participación directa en la política del club.

Por supuesto, el kirchnerismo siempre entendió la importancia de estar presente en el club más popular del país. Sus influencias, no obstante, fueron no tan directas como sutiles.

Pergolini y Ameal lideraron la fórmula que ganó las elecciones en diciembre.

Pergolini y Ameal lideraron la fórmula que ganó las elecciones en diciembre.

Ameal no es un dirigente salido del seno “K”. Sin embargo, su oposición acérrima a Gribaudo (y por lo tanto, a Angelici y a Macri) lo transformó indirectamente en una bandera del partido de Alberto Fernández y Cristina Fernández.

Las campañas electorales en Boca fueron una continuación de la contienda entre Cambiemos y Frente de Todos por la presidencia del país transandino. Los medios oficialistas se convirtieron en voceros de un lado, mientras que la prensa opositora se encargaba de operar para el otro.

Llegando a diciembre, para el periodismo Ameal era Fernández y Gribaudo era Macri. De hecho, muchos creen que la caída de Cambiemos en las elecciones nacionales arrastró la derrota del candidato del oficialismo “xeneize”.

Gribaudo fue el candidato que eligió Angelici para las elecciones en Boca de 2019.

Gribaudo fue el candidato que eligió Angelici para las elecciones en Boca de 2019.

A pesar de todo, el macrismo sigue presente en Boca. Según parte de la opinión pública argentina, el principal emblema del partido en la actualidad es Tevez, genuino ídolo de la hinchada, cuyo vínculo con el club está a punto de vencer. Hoy en día, su renovación contractual es tema de debate nacional y parte de la “grieta social” que hoy atraviesa al país.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios