Invisible, de Paul Auster: los caminos de la verdad

Esta novela, una de las más alabadas por la crítica, a través del estilo único e incomparable de Auster, nos lleva por el camino de las pasiones, la verdad y las consecuencias de las decisiones tomadas.
Paul Auster

Foto: El Mercurio

El punto de partida de Invisible es un lugar común en la narrativa de Paul Auster; es 1967,  Adam Walker es un joven estudiante de Literatura en la Universidad de Columbia que, como todos los jóvenes de la época, se opone a la guerra en Vietnam. Adam tiene una personalidad suave y tímida, lo que lo convierte en la carnada perfecta de Rudolf Born y Margot, una pareja de franceses que se ven cautivados por este joven. Es así como Rudolf Born, quien con una extraña pero atractiva personalidad, le ofrece al joven Adam Walker que se haga cargo de su nuevo proyecto, una revista literaria.

Es en el momento en que Adam acepta la dirección de dicho proyecto, cuando su vida toma un extraño giro, cuando nada es lo que parece y todo puede convertirse en una amenaza.

La singular relación de Adam con Rudolf Born y la extraña (pero hermosa) Margot cambia el rumbo de la vida de Adam, quien experimentará distintas situaciones, como el miedo, la pasión y el desengaño. El momento en que todo cambia para Adam es una noche en Manhattan, cuando él caminaba junto a Rudolf Born y son amenazados por  Cedric Williams, un joven delincuente que es asesinado por la navaja de Rudolf Born, quien huye del lugar mientras Adam llama a una ambulancia. Es la diferencia en las apreciaciones lo que quiebra la relación de ambos (mucho más que las aventuras de Adam con Margot en París), ya que Adam acusa a Rudolf de asesinato y éste a su vez niega todos los hechos y advierte a Adam que se olvide de lo ocurrido o el perjudicado será él.

Invisible es narrada en parte por Adam Walker y también por James Freeman, su compañero de Universidad, a quien Walker le envía sus textos (narraciones en primera persona sobre su vida) para que lo leyese y luego “decidiera qué hacer con él”.

Invisible es una novela en la que Paul Auster se atreve e integra nuevos componentes a su narrativa, ya que dentro de los textos narrados por Adam aparece este nuevo ingrediente nunca antes usado por Auster: el incesto. Es la historia, el recuerdo de aquel verano que Adam Walker compartió junto a su hermana Gwyn antes de viajar a Europa, y como ella, años después negara todos aquellos hechos escritos por su hermano Adam.

Paul Auster nos demuestra que la verdad es frágil, invisible; lo que para una persona ocurre, para la otra no, lo que queda demostrado en hechos eje del relato: el asesinato de Cedric Williams en manos de Rudolf Born, y la relación incestuosa de verano con su hermana Gwyn.

La variación de voces narrativas nos demuestra cómo Auster se maneja y mejora en su propio estilo, lo que hace de Invisible una obra cautivante tanto en su forma como en su fondo, son los hechos, cómo ocurren, y cómo son narrados, lo que hacen de Invisible una novela única.

Más sobre Literatura Contemporánea

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X