Inicio » Mountainbike » Equipo

Cómo entrenar para una carrera de Mountainbike

Dos conceptos básicos son importantes a la hora de comenzar los entrenamientos: Fondo y potencia. Preparando ambos llegaremos a conseguir el objetivo de cruzar la meta en alguna competencia.

Ahora que ya sabemos cómo elegir una bicicleta, los elementos de seguridad mínimos y la ropa que debemos utilizar es hora de que aprovechemos los largos días del verano y comencemos a entrenar para prepararnos para alguna de las carreras para aficionados.

Entrenamiento MTB

Foto: Francisco Ibarra

Los caminos de tierra son los mejores para entrenar potencia.

Lo primero que debemos tener claro es que como en todas las cosas: “La constancia hace al maestro”. Esto quiere decir que aunque nunca hayan sido buenos para los deportes, si practican, practican y practican, se podrán convertir en un deportista capaz de competir. Y aunque a lo mejor no logren el podio, podrán superar sus propias limitaciones y demostrar  todo lo que han crecido.

Hay dos conceptos básicos cuando hay que entrenar para una carrera de mountainbike y estos son el fondo y la potencia.

El fondo se logra con largos entrenamientos, donde lo importante es rodar y rodar, o sea sacarle kilometraje a nuestras piernas y bicicleta.

En cambio la potencia se logra con entrenamientos, tal vez más cortos, pero intensos, donde nuestros músculos se fortalecen y hacen que saquemos todo lo que tenemos dentro para llegar y conseguir nuestro objetivo.

Ambos son muy importantes, porque con el fondo acostumbramos a nuestro cuerpo a estar por largas horas sobre la bicicleta y en condiciones extremas, ya sea por la escasez de agua o comida, como por la dificultad del terreno. Y la potencia nos sirve para que podamos aplicar la mayor fuerza en condiciones extremas de terreno, y con esto me refiero básicamente a las subidas, cuestas o caminos de tierra o arenosos.

Entrenamiento MTB

Foto: Francisco Ibarra

El objetivo de un entrenamiento a conciencia es cruzar la meta.

En un entrenamiento para una carrera de mountainbike , ambos conceptos son igualmente importantes. Se suele partir con el fondo, porque es donde el cuerpo, poco acostumbrado a estar sobre la bicicleta, va adquiriendo la costumbre de estar sobre el sillín, utilizar los músculos, que tal vez hemos tenido adormecidos durante años, y a saber cómo reacciona nuestro cuerpo con ciertos alimentos o bebidas.

Es en estos momentos en que es recomendable probar lo que iremos a comer o beber a la hora de una carrera y así probar qué tal nos cae o qué efecto produce en nosotros. Así también es bueno probar la ropa y las zapatillas que utilizaremos. Todo esto con el fin de no llevarnos una desagradable sorpresa a la hora de la carrera. Lo importante es ir preparándonos y conociéndonos en condiciones a las que no estamos acostumbrados.

No les voy a recomendar que tomen o coman tal o cual bebida o alimento. Cada cuerpo es diferente y reacciona de manera distinta, por lo que más allá de oir las recomendaciones de los amigos o conocidos, lo importante es aprender a conocerse y a hacerle caso a su cuerpo, finalmente esa es la máquina con la que cada uno cuenta y hay que saber reconocer sus pronunciamientos. Esto quiere decir que no le teman a beber sólo agua o a comer un sándwich, da lo mismo, si a Ud. le cae bien, hágalo.

Entrenamiento MTB

Foto: Francisco Ibarra

No importa cuantas veces te caigas, lo importante es volver a ponerse de pie.

En cuanto a las horas para salir a entrenar para una carrera de mountainbike, lo más recomendable es en la mañana, temprano, para no tener el sol fuerte del mediodía o la oscuridad de la tarde-noche. Y obviamente lo mejor es no haber trasnochado o bebido la noche anterior, para poder estar en las mejores condiciones para el esfuerzo físico.

Lo ideal es hacerlo en grupo de dos o más personas, eso permite medirse, cambiar opiniones, sentirse acompañado, tener mayor seguridad y es más motivante a la hora de tener que salir de la cama temprano el fin de semana, mientras el resto de la familia sigue durmiendo.

Si es la primera vez que va a entrenar, le recomiendo que se inicie en el cerro San Cristóbal, es un excelente lugar para comenzar, pues es corto, pero intenso, y si uno queda con ganas de más, puede subirlo cuantas veces lo desee.

A medida que vaya adquiriendo la costumbre podrá trasladar su entrenamiento para una carrera a lugares más alejados, más difíciles y con mayor exigencia.

En próximas columnas, les hablaré de los lugares para entrenar que existen en los alrededores de Santiago.

Más sobre Mountainbike

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X