Inicio » Mountainbike » Equipo

Seis excusas para no subirse a la bici: Sepa cómo vencerlas

Estas son las excusas más comunes que he escuchado para no salir a pedalear sobre una bicicleta. Sepa cómo superarlas y así convertirse en un bike lover más.

1.- No tengo bicicleta. Una de las principales razones para no salir a andar en bicicleta es el no tener una. Pueden ser varios los motivos de esto, pero los más importantes siempre son los económicos (¡no tengo plata para comprarme una!) o el no saber qué modelo elegir (¿cuál me compro? ¿Una mountainbike o de paseo?).

Solución: Si no contamos con el dinero necesario para comprar una mountainke, lo mejor es buscar una de segunda mano o usada, estas siempre son más baratas que las nuevas y en general, cambiándole unos pocos componentes y accesorios, pueden quedar como nuevas. Otra alternativa, es comprarla en las liquidaciones que realizan regularmente las tiendas especializadas, ya que puedes encontrar ofertas realmente increíbles con hasta un 70% de descuento en algunas ocasiones.

Excusas Bicis

Foto: EFE

Ahora, si el problema es que no sabes qué modelo comprar, recomiendo que sea una mountainbike, pues tiene variados usos y te llevará por senderos, caminos de tierra, pendientes y lugares que nunca imaginaste. Si quieres más datos puedes leer mi columna anterior Consejos para elegir una bicicleta

2.- No sé andar en bicicleta. Aunque, esto en teoría no es un problema muy recurrente, debo decir que durante mi vida he conocido ya tres personas adultas que no sabían andar en bicicleta. Siempre en broma les digo “no tuviste niñez”, porque según mi forma de ver, la mejor edad para aprender a pedalear es cuando uno es pequeño.

Pero como el ser humano es capaz de aprender lo que quiera, mientras le ponga empeño, no todo está perdido.

Solución: Si contamos con el dinero necesario podemos tomar clases particulares de bicicleta, para que un profesor nos enseñe de manera personalizada cómo podemos dominar este aparato. Les puedo asegurar que en cualquiera de las tiendas especializadas de bicis, hay algún vendedor que les podrá dar unas clases.

Si por el contrario, no tenemos los medios económicos, recomiendo vencer la vergüenza y salir con la bici al parque más cercano y comenzar a pedalear sin medio a las caídas y los primeros fracasos. La consideración más importante es mantener el equilibrio, no mirarse los pies cuando pedalean, porque es algo que debe salir automático, y mantener la vista al frente, con los brazos extendidos, pero no tiesos, y confiar en que van a aprender, porque es algo fácil y jamás imposible.

3.- Me da miedo salir a andar, la calle es muy peligrosa. Hay que reconocer que Santiago y las grandes ciudades tienen hoy día muchos más autos que en mi niñez, por lo que el tema de los peligros de la calle son reales y no podemos mentir diciendo que no pasa nada, porque hoy más que nunca hay que manejar con precaución.

Solución: Hay varias formas de vencer el miedo. Una de ellas es salir a pedalear en las ciclovías que hay en varias comunas. Lo más seguro es que cerca de tu casa habrá una por la que puedas salir a pedalear.

Otra alternativa segura, es salir a andar al cerro San Cristóbal, una muy buena idea para los fines de semana, ya que en cierto horario está destinada sólo a ciclistas y peatones, por lo que es muy segura.

Finalmente, si se decide a salir a las calles es importante llevar todos los elementos de seguridad y respetar la vereda de los peatones y todas las reglas del tránsito.

4.- No tengo con quien salir. Hay personas a las que les da lo mismo salir a rodar solos, pero hay otros, como en mi caso, que salir solos es sólo una situación extrema, porque si me preguntas, para mí lo mejor es pedalear en grupo.

Solución: Así como los runners, los bikers también cuentan con clubes de ciclistas que se reúnen los fines de semana y salen a rodar a diversos puntos de la región. De hecho, por ejemplo los mismos Fullrunners tienen su grupo de pedaleros y se juntan para la aventura.

Además, los ciclistas en general son bien abiertos a compartir con otros, por lo que si lo tuyo no es unirte a un club, te aseguro que si vas regularmente a pedalear a un sitio, pronto conocerás a los ciclistas que allí concurren y podrás hacer nuevos amigos para salir.

También, para los más aventureros, muchas empresas de turismo realizan circuitos de uno o más días para recorrer Chile y el mundo sobre dos ruedas, la que yo recomiendo, si es que tu interés es conocer lugares de una belleza inigualable y gente entretenida, es Pared Sur Expediciones y Grado Sur, con ambas he salido y son de un profesionalismo a toda prueba.

5.- Está lloviendo, no puedo andar en bicicleta. Muchos guardan la bicicleta durante el invierno porque piensan que andar en cleta es sólo para el verano o los meses de primavera y otoño. Pero no, les puedo asegurar que la bicicleta se puede usar todo el año, como lo hacen en ciudades como Amsterdam, donde uno puede ver a las personas pedaleando, incluso con sus hijos en pleno invierno europeo.

Solución: Hoy existen más y mejores vestuarios térmicos y a prueba de agua en las tiendas especializadas de deportes que puedes adquirir para que el invierno y la lluvia no sean un impedimento. Es cierto, que cuando llueve, todos se mojan, pero si sales con una buena parka, guantes gorro y ropa de recambio para cuando llegues a tu lugar de destino, te aseguro que podrás pedalear sin problema. También puedes usar trajes a prueba de agua para ponerte sobre la ropa y así no llegar mojado.

6.- Flojera. Dejé una de las más poderosas razones para no salir a pedalear para el final, porque muchas veces es casi imposible vencer la flojera que da desempolvarla, inflar las ruedas o simplemente salir ante la tentación de estar echado en la cama.

Solución: Si te cuento que andando en mountainbike podrás quemar calorías, endurecer las piernas, trabajar la musculatura, conocer lugares de acceso limitado para autos, sentir el viento en la cara, observar con detalle paisajes y caminos, hacer nuevos amigos, ahorrar dinero en locomoción, despejar la mente, botar el estrés, ayudar a descontaminar las ciudades, descongestionar las calles, cuidar tu corazón, entre otras muchas razones, te darás cuenta que es fácil vencer la flojera.

Más sobre Mountainbike

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X