Inicio » Pesca con Mosca » Equipo

FlyCasting (o lanzamiento), los tips básicos

Lanzar una mosca, que casi no tiene peso, es un desafío de técnica, que tanto novatos como experimentados mosqueros siempre requieren conocer para mejorar el lanzamiento, también conocido como Fly Casting.

Uno de los principales obstáculos para quienes quieren comenzar en la pesca con mosca, incluso para quienes ya tienen varias jornadas en el cuerpo, es la dificultad inherente en el lanzamiento de la mosca.

FlyCasting (o lanzamiento)

Foto: Rodrigo Sandoval

En esta foto se agrega un diagrama que simula los números del reloj utilizados como referencia para explicar la dinámica del movimiento de la caña en el lanzamiento de la mosca.

Como en muchas otras actividades, ver a alguien que ha logrado dominar la técnica fundamental de lanzamiento, inmediatamente da la sensación de ser algo fácil. Y en realidad Fly Casting puede ser así. Sólo basta recordar algunas sugerencias fundamentales para hacer que esta mecánica de lanzamiento involucre el menor esfuerzo y resulte más fácil y efectiva.

1. El trabajo lo hace la caña

Es natural, tanto al comienzo, como incluso después de un tiempo de práctica, pensar que mientras más fuerte y rápido agitamos el brazo, más potencia aplicamos al lanzamiento. No hay error mayor. La técnica fundamental es mover la caña, permitiendo que ésta se doble con el peso de la línea. Luego se la inclina hacia adelante, deteniendo el movimiento en seco al llegar a un ángulo de 45° o menos medidos con la vertical. También se le dice “mover la caña entre las 10 y las 2”, pensando en los punteros imaginarios del reloj, como se ve en la foto que acompaña. Incluso, si se trata de lanzamientos cortos, mejor es mantener 11 y 1. En ese momento, la caña viene cargada (doblada) con el peso de la línea y al pararla en seco, la misma caña suelta la energía volviendo a enderezarse, así lanzando la línea hacia adelante, sin que tengamos que hacer más esfuerzo.

Pueden revisar el video “Consejos de Lanzamiento – Fly Casting en un Lago”, donde el guía principal de Ardillas Lodge, Rodolfo Quiros, le da unos consejos básicos a Paola Falcone, la conductora del programa, para lograr un par de metros adicionales en su lanzamiento, que resultaron claves en la pesca del día.

2. Mirar la línea en el lanzamiento atrás

En realidad, la clave está en esperar que la línea se estire completamente en el lanzamiento hacia adelante y hacia atrás. Para ello, para acostumbrarse, recomiendo mirar el lanzamiento hacia atrás, ya que es frecuente que los mosqueros nos olvidemos de este detalle en la parte del lanzamiento que no estamos mirando. Esta mirada hacia atrás permite calibrar el tiempo, equiparando lo que demora la línea en estirarse hacia adelante, así como hacia atrás. En la práctica, muchos notarán que no daban tiempo suficiente a que la línea se estire hacia atrás, lo que además provoca que ésta se vaya “pillando” y perdiendo la energía del movimiento. Al mirar y dejarla que se estire, el movimiento se mantiene eficiente.

3. Ajustar el tiempo en lanzamiento hacia adelante y hacia atrás

Cuando comenzamos lanzando poca línea, el tiempo entre lanzamientos es corto, pero a medida que vamos dando línea y alargando el lanzamiento en falso, se requiere aumentar fracciones de segundo de espera en cada estirado de la línea. Aprender a proporcionar este tiempo extra es parte de la experiencia y perfeccionamiento en el lanzamiento, lo cual se complementa perfecto con el punto anterior.

4. El lanzamiento final es igual que los anteriores

Esto es habitual. Muchos mosqueros logran dominar a la perfección los lanzamientos en falso, logrando cubrir grandes distancias… hasta que hacen el envión final, en el cual aplican más fuerza que en los anteriores, con el entusiasmo de lograr un lanzamiento largo. Es ese esfuerzo extra lo que irónicamente logra que la distancia no se logre. Al forzar ese movimiento final, la caña se flexiona más y no alcanza a estirarse por completo, por lo que la línea no es proyectada hacia adelante, sino que hacia arriba y abajo. Entonces, lo mejor es simplemente hacer como que se hace un nuevo lanzamiento en falso, pero se deja la caña estirada hacia adelante.

5. No olvidar que el lanzamiento que vale es el que deja la mosca en el agua

Ocurre con frecuencia que en un afán por perfeccionar cada lanzamiento en falso, se realizan demasiados de éstos. En gran parte de las situaciones de pesca, los lanzamientos no son largos, es decir, 10 metros o menos. Con esa distancia, sólo dos, o a lo más tres lanzamientos en falso son más que suficientes, y mientras más tiempo la mosca esté en el agua, más aumentan las posibilidades de pescar.

Técnicas, trucos, y otras recomendaciones pueden encontrarse en diversos videos y cursos de lanzamiento, pero confío en que estas 5 consideraciones son suficientes para que tanto novatos, como experimentados, tengan la posibilidad de refinar y mejorar su técnica de lanzamiento, y así aspirar a mejorar el éxito en la pesca.

… porque finalmente, esa es la idea, ¿o no?

Suerte y buena pesca.

Más sobre Pesca con Mosca

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X