¿Cuáles son las consecuencias psicológicas del aborto?

¿Qué le sucede a una mujer luego de haber vivido un aborto?

En las últimas semanas han aparecido una serie de discusiones en todos los círculos sociales con respecto al aborto. Se han puesto en manifiesto las posturas, emociones, ideologías y creencias de cada persona en las redes sociales y medios de comunicación. Sin embargo, en medio del debate sobre la vida y la muerte, los derechos de la mujer y la ética médica, se han hecho invisibles las reales implicancias psicológicas de las madres luego vivir un aborto.

Independientemente de que una persona haya tenido un aborto provocado, terapéutico o espontáneo, el hecho de que una mujer tenga que haber vivido una interrupción en su embarazo ya es motivo de dolor para ella, ya que el embarazo es un proceso que comenzó a gestarse no solo en el cuerpo, sino también en la psiquis de la madre, por lo que experimentar luego esa pérdida, por las razones que sean, trae repercusiones a nivel psicológico y emocional para la mujer y muchas veces también para su entorno.

Aborto

Foto: El Mercurio

Las manifestaciones psicológicas de un aborto pueden variar considerablemente.

Las manifestaciones psicológicas de un aborto pueden variar considerablemente de una mujer a otra tomando en cuenta el nivel de conciencia de la madre, la vivencia propia del aborto, que puede haber sido traumática o no; el momento del ciclo vital en el que se encuentra, condición en la que se embaraza, ideologías y creencias al respecto, etc. Sin embargo, todo aborto supone una pérdida, de algo que estuvo y que ya no existe, cómo toda pérdida requiere de un proceso de duelo y en la mayoría de los casos de reparación.

Las consecuecias

Los efectos a nivel psicológico pueden ser cambios en el estado de ánimo, sentimientos como irritablidad, miedo, ansiedad, dolor y culpa, muchas veces se puede interiorizar el aborto como una experiencia traumática, puede generar un estado de depresión, desconexión con los propios sentimientos, aislamiento social y separación con la pareja.

Existe el Síndrome Post Aborto descrito como similar al Stress Post Traumático. En la literatura lo relacionan a la predisposición al consumo excesivo de sustancias,  abuso de drogas,  y consultas psiquiátricas por trastornos ansiosos. En otras personas, las consecuencias de un aborto se manifiestan en la negación de esta experiencia y los sentimientos asociados a ella hasta que se desencadenan muchos años después.

Las mujeres que han tenido que pasar por la experiencia de un aborto deben vivir un proceso que las ayude a sanar las heridas de la pérdida sufrida, poder reanudar su conexión consigo mismas, con su cuerpo y el entorno, a fin de encontrar nuevamente el equilibrio y la paz interna.

Tengo la convicción de que los profesionales de la salud y todos aquellos que trabajamos con personas, tenemos que ser capaces de poder integrar el cuerpo con la mente y las emociones para poder comprender al ser humano de manera íntegra, en este sentido ser capaces de entender que lo que le sucede al cuerpo no es independiente de lo que le sucede a la mente y a las emociones de las personas.

En ese sentido, los cambios y alteraciones que ocurren en la mente siempre tienen su correlato en el cuerpo y viceversa. Aprender a mirar estos cambios y unir las correlaciones es un desafío que todavía queda pendiente en la medicina y psicología actual.

Links:

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X