Beneficios del ocio para nuestra vida: Descansar, divertirse y desarrollar la personalidad

El ocio puede ser sinónimo de algo negativo, aburrido y equivalente a la pereza. Sin embargo, ¿sabías que el ocio es mucho más que tiempo libre?

Guía de: Psicología y Tendencias

holgazan-smart-dice-que-se-deben-alternar-horas-de-sueno-trabajo-y-ocio-shutterstock-g1

En términos generales, el ocio se define como la cesación del trabajo, la inacción o total omisión de la actividad. También se conoce como el “tiempo libre” o la diversión u ocupación reposada. Desde la Psicología, el ocio se considera -sobre todo- un factor determinante en la vida de las personas. Y más aún, un fenómeno fundamental en casi todos los ámbitos de la realidad social (económica, cultural, salud, etc.).

Formalmente, los estudios respecto del ocio, desde el área de la Psicología Social, comienzan en el año 1964. En esa fecha fue Dumazedier quien sintetizó una teoría en torno a este fenómeno: La teoría de las 3 D. Allí el autor plantea 3 modos de emplear el ocio. Según esto, es ocio serviría -dentro del sistema social- para Descansar, Divertirse y Desarrollar la personalidad.

  1. Descanso: Considerado como necesario para reponerse de la fatiga del día a día, recuperarse física y psíquicamente del desgaste producido por las obligaciones.
  2. Diversión: Útil para distraerse, evadirse y jugar. Suele resultar en una satisfacción a nivel psicológico.
  3. Desarrollo de la personalidad: Espacio para la formación, el incremento de conocimientos, actitudes y aptitudes.

13758897233094-0-680x276

De allí que el autor termine por definir el ocio como el “conjunto de ocupaciones a las que e individuo puede dedicarse voluntariamente, sea para descansar, para divertirse o para desarrollar su información o formación desinteresada, su voluntaria participación social o su libre capacidad creadora cuando se ha librado de sus ocupaciones profesionales, familiares o sociales”. Lo anterior, permite asociarlo a características como la creatividad, la sociabilidad, la libertad y la calidad de vida.

Sin embargo, de acuerdo a esta teoría, de no haber descanso o diversión o desarrollo de la personalidad, el ocio podría tornarse algo “negativo”; produciendo sensaciones de dejadez, aburrimiento o consumismo.

Cabe mencionar que, según expertos, el ocio sería una experiencia subjetiva, pues depende de la actitud con que cada individuo realiza lo que considera un actividad de ocio. Más allá de lo que uno hace (la actividad) sería el cómo se hace (libre y placenteramente) lo que define al ocio.

Finalmente, es importante considerar que el ocio juega un papel muy importante en nuestra percepción del mundo, de los otros y de nosotros mismos (autoconcepto). Respecto de esto último, el autoconcepto puede desarrollarse y enriquecerse a partir de acciones relacionadas con el ocio (como por ejemplo, la pertenencia grupal, las prácticas deportivas, etc.).

FIANCEE-BODAS-FEB-15-PAREJA-CULTIVA-TU-TIEMPO-DE-OCIO-01

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X