¿Cómo cumplir las metas que nos proponemos en año nuevo? Conoce estos consejos

Lo primero es establecer un objetivo concreto.

Guía de: Psicología y Tendencias

Cada fin de año reflexionamos sobre las metas que nos propusimos durante el fin del año anterior. Qué logramos y qué fue lo que no cumplimos, incluso muchas veces hay algunos puntos de nuestra lista que se vuelven a repetir de años atrás.

Dejar de fumar, hacer más ejercicio o puntos específicos como encontrar ese trabajo soñado o establecernos con una pareja con quien podamos proyectarnos.

En general, durante el mes de enero es cuando más nos esforzamos y enfocamos por cumplir esos objetivos que tanto añoramos, sin embargo, conforme avanzan los meses vamos dejando de lado las actividades que debíamos cumplir para lograr esos propósitos.

Hacer una revisión del año y dilucidar que nuevamente no hemos logrado lo que con tanto anhelo nos propusimos trae muchas veces frustración y enojo con nosotros mismos.

¿Qué será lo que ocurre el resto de los meses que no logramos ser perseverantes?

El psicólogo Arturo Torres, de la Universidad de Barcelona, plantea que muchas veces nuestros propósitos son más fantasiosos que realistas. Por lo que podemos ayudarnos con aspectos de la mente humana que tener en consideración nos permitirán estar más cerca de las metas que queremos alcanzar.

Lo primero es establecer un objetivo concreto.

IMG_1774 (1)

Es muy común establecer metas ambiguas como “quiero ser más feliz” o “quiero ser más sociable”. Pero, ¿qué implicaría o significaría en acciones eso que estas deseando? Dilucidar en qué consiste concretamente lo que deseas te permitirá establecer qué objetivos específicos debes cumplir, como si fueran escalones que debes subir en una escalera para estar más cerca del objetivo final.

Luego que establecemos esto, el psicólogo menciona como segundo paso crear intervalos.

Esto quiere decir, parcelar el objetivo. Por ejemplo. Si queremos realizar un viaje y durante el próximo año planeamos juntar el dinero, podemos separar los gastos en: los tickets de avión, el dinero de la estadía, etc. Así esto reforzara nuestra motivación positiva y nos hará sentir más cerca del logro.

El autor también señala que es importante que las metas y objetivos que nos planteamos sean a corto plazo.

Esto porque si no se repite la tendencia de decir que “comenzamos mañana”. De este modo debes establecer calendarizadamente horarios establecidos y plazos cortos. Por ejemplo, para el mes de marzo estaré inscrito en un gimnasio o habré ido a una agencia de viajes a realizar una cotización.

IMG_1773 (1)

Además, según detalla el psicólogo, esta es una fecha ideal para establecer metas y comenzar en serio tus proyectos.

Esto debido a que según indican diversos estudios de El Centro de Investigación de Ciencias de Norteamérica, las personas tienden a tener la sensación que pasan a otro “ciclo” de sus vidas durante la noche del 31 de diciembre.

Por lo tanto, hay una idea de que esta la posibilidad de comenzar de nuevo y de que será más fácil comenzar nuevos proyectos.

Por último, el psicólogo indica que la presión grupal es capaz de realzar nuestra capacidad para esforzarnos de manera muy significativa. Un ejemplo claro es cómo mejora el rendimiento de los deportistas cuando se encuentran ejercitándose con otros, incluso en los casos que se encuentran compitiendo.

IMG_1775 (1)

Por esta razón, es bueno compartir con otros tus planes para el próximo año y que los demás hagan lo mismo a fin de que haya una especie de compromiso de que cada uno se esforzara por cumplir lo que se ha propuesto.

Finalmente, no compitas con nadie, pues cada persona tiene sus propios objetivos y su significado de ser feliz. Busca tu propia felicidad de acuerdo a lo que a ti te gustaría cumplir en la vida, recuerda que el tiempo es lo único que no podemos recuperar, aprovéchalo y agradece todo lo bueno que te ocurrió en este año que se acaba.

Más sobre Psicología y Tendencias

    Tags:
Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios