Crecimiento post-traumático: ¿Puedo sacar ganancias tras experiencias dolorosas?

Se relaciona con una capacidad que pueden desarrollar las personas como consecuencia del aprendizaje.

Guía de: Psicología y Tendencias

Crecimiento post-traumático

De acuerdo a los expertos en el área, un trauma supone un malestar intenso causado por un suceso negativo brusco e inesperado, de consecuencias dramáticas y/o causado por otros seres humanos. Este tipo de acontecimientos desborda con frecuencia la capacidad de respuesta de una persona, que puede sentirse incapaz de adaptarse a la nueva situación y perder la esperanza en el futuro.

Sin embargo, desde la Psicología Positiva, surge la posibilidad de observar la capacidad intríseca del ser humano de afrontar e incluso extraer un beneficio de las experiencias traumáticas.

De ahí, surge el concepto de Crecimiento Post Traumático. Lo anterior, da cuenta de que a pesar de la experiencia negativa, muchas personas experimentan transformaciones positivas, que incluso pueden ser radicales y extraordinarias.

El Crecimiento Post Traumático se relaciona con una capacidad que pueden desarrollar las personas como consecuencia del aprendizaje que se deriva de la exposición a un trauma. Lo anterior, implica ir más allá de la resistencia a la situación traumática; sino, experimentar efectivamente un cambio positivo que lleva a la persona a un contexto mejor respecto al cual se encontraba antes del suceso.

Ahora bien, lamentablemente la capacidad de experimentar un crecimiento no es universal. En otras palabras, no todas las personas que pasan por una experiencia traumática encuentran un beneficio o crecimiento personal en ella.

Sin embargo, al contrario de lo que pudiera pensarse, una gran cantidad de personas puede experimentar:

  • El incremento en la apreciación del valor de la vida
  • La sensación de que la vida brinda nuevas posibilidades
  • El incremento de la fortaleza personal
  • El fortalecimiento de sus relaciones personales
  • Más de algún cambio espiritual positivo en sus vidas

Crecimiento post-traumático

Lo anterior, no significa que estas personas no sufran un dolor ni tengan recuerdos desagradables de la experiencia traumática vivida. Sino, más bien, son personas que, a pesar de ello, son capaces de hacer frente a la vida cotidiana y pueden disfrutar de otras experiencias positivas. En este tipo de situaciones, tanto emociones negativas como positivas pueden coexistir. De hecho, algunas investigaciones han demostrado que las emociones negativas son necesarias para que las personas puedan percibir los beneficios y el crecimiento.

¿Qué opinas de esta nueva forma de ver un trauma?

Crecimiento post-traumático

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X