El comedor nocturno: Un trastorno alimentario poco conocido y con indeseados efectos

Entérate de qué se trata el síndrome del comedor nocturno en el siguiente artículo.

Guía de: Psicología y Tendencias

Síndrome del comedor nocturno

El llamado “Síndrome del comedor nocturno” se conoce por primera vez en 1955 y se describe como una entidad clínica que cursa con alteraciones patológicas del comportamiento de comer (por ejemplo, ingesta compulsiva de alimentos) sumadas a variaciones en los patrones del sueño.

Dicho síndrome se caracterizaría por presentar principalmente: anorexia matutina (falta de apetito), hiperfagia nocturna (ingesta excesiva de alimentos durante la noche) e insomnio (dificultad para iniciar o mantener el sueño).

Más formalmente, el “Night Eating Syndrome” se describe como “episodios recurrentes de ingesta nocturna, con despertares de noche o excesivo consumo de alimentos tras la cena, con conciencia y recuerdo de la ingesta, que no es explicado mejor por alteraciones vigilia/sueño o por normas sociales”.

Lo anterior, produciría malestar e interferencia en el funcionamiento de las personas; además de una modificación de sus patrones neuroendocrinos. Estos patrones tienen una función reguladora fundamental sobre los ritmos circadianos que modulan diversas funciones metabólicas y psicológicas en nuestro organismo.

Síndrome del comedor nocturno

Síndrome del comedor nocturno

Estudios en el área demuestran que a mayor Índice de Masa Corporal (IMC),  mayor sería la incidencia de este síndrome. De ahí que la exacerbación de este tipo de sintomatología coincida con períodos de ganancia de peso y/o episodios de vida estresante.

Según cifras extraoficiales, este síndrome afectaría a alrededor de un 2% de la población mundial y las mujeres serían más propensas a padecerlo.

Este síndrome de comedor nocturno, tal como otros Trastornos Alimentarios, requiere de una tratamiento multidisciplinario que involucre tratamiento nutricional, psiquiátrico y psicológico en post de un cambio efectivo en la dieta y conducta alimentaria y mejor manejo de la ansiedad; entre otros.

Síndrome del comedor nocturno

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X