Los beneficios de ser ordenados: Consejos para lograrlo

¿Eres de aquello que suele acumular cosas innecesarias y/o buscar excusas para no ordenar? Si tu entorno te pide a gritos que hagas algo con el caos que te circunda, este artículo es para ti.

Guía de: Psicología y Tendencias

1a012eeaeb122a02203dc2dc6959bb93_XL

Ya sea que seamos unos obsesivos del orden o unos desordenados empedernidos, todos necesitamos -en algún momento- acomodar algún espacio físico y/o organizarlo de manera distinta.

El acto de ordenar no sólo nos presenta beneficios prácticos (mayor organización, facilidad de acceso a lo que necesitamos, mejor estética, mayor limpieza, etc.); sino, además, muchísimos beneficios psicológicos que a veces desconocemos.

Expertos mencionan que los principales beneficios psicológicos de vivir en un entorno ordenado son:

  • Menores cuotas de ansiedad. Serenidad. Te permite suprimir elementos innecesarios de tu mente.
  • Mayor capacidad de concentración.
  • Mayor aprovechamiento del tiempo. Efectividad.
  • Mayor sensación de control.
  • Mayor positivismo y cualidades positivas asociadas (como por ejemplo, generosidad y felicidad).
  • Mayor capacidad de organización.

Aún así, muchas veces la tarea de ordenar se nos vuelve algo difícil de afrontar; surgiendo una serie de excusas para no hacerlo: “no sé por donde empezar”, “me cuesta desprenderme de las cosas”, “todo puede ser útil en algún momento”, etc.

Aquí te presentamos algunos consejos que te ayudarán a llevar a cabo la tarea de ordenar de manera más fácil.

  1. Aborda el orden desde una mirada positiva. Intenta no abrumarte y recuerda que la meta es positiva y te traerá muchos beneficios.
  2. Si el caos es generalizado y difícil de abordar, empieza ordenando áreas pequeñas. Al terminar una, pasas a la siguiente y así sucesivamente.
  3. Examina cada cosa de acuerdo a la felicidad que te generen. Mantén los artículo que te irradien alegría y no conserves los que no tengan un significado, no te gusten ni te interesen o estén rotos.
  4. ¡Ayúdate! Acompáñate de alguien con quien conversar o de una música de tu agrado para hacer la tarea más amena o realiza una lista que te permita tener claro tus objetivos.
  5. Si te falta tiempo, lleva a cabo pequeñas acciones que no toman mucho tiempo y aportan al orden. Por ejemplo: archivar los documentos que necesitas de fácil acceso, cuelga tu ropa apenas te la quiten y/o déjala directamente en la ropa sucia en vez de el suelo o la cama. Crea rutinas para mantener el orden.
  6. Cambia tu forma de pensar respecto de las cosas que ingresen a tu espacio. Si algo nuevo ingresa, algo viejo debe salir. Así, te aseguras de no ir acumulando cosas innecesarias.

Si eres del grupo de los ordenados, te invitamos a sugerirnos más ideas prácticas para lograr el orden. Aunque no lo creas, puede ser una actividad muy entretenida y, sin duda, terapéutica. Aprovechemos estas vacaciones para darnos un espacio para el orden.

trucos-para-ordenar-eficazmente-668x400x80xX

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X