Los niños y la muerte: ¿Cómo enfrentar la pérdida de un ser querido?

La muerte de un ser querido nunca es algo fácil de enfrentar. ¿Te imaginas cómo puede experimentarlo un niño?

Guía de: Psicología y Tendencias

explicar_muerte_ninos

En general, al menos en nuestra sociedad, la muerte se experimenta como una situación sumamente dolorosa para una persona y su sistema familiar. Ante un evento como éste, los niños también experimentan la pérdida.

Cabe señalar, que los expertos aseguran que la idea de la muerte en los niños se va modificando según su edad. No es sino hasta los 9-12 años que la concepción adulta de la muerte de adquiere; comprendiéndola como algo final, irreversible e universal. Sin embargo, aún es posible que la sientan como algo lejano o la interpreten como un castigo.

Hoy por hoy, es reconocido que los niños sí experimentan un duelo; aunque éste sería distinto al del adulto y pudiera durar más tiempo. Una característica particular del duelo infantil es que los niños no se retraen como el adulto sino se pueden tornar incluso más demandantes, a modo de reasegurar su seguridad.

Además, es posible que los niños reaccionen con llanto (tendencia que aumentaría con la edad), tristeza ante al ausencia del ser querido, con miedo ante la posibilidad de la propia muerte o de una nueva pérdida de un ser querido. También es posible que presenten fantasías con la persona ausente (por ejemplo, que juegan con él o conversan).

duelo-infantil

Las recomendaciones para acompañar a un niños ante la pérdida de un ser querido involucran distintos ámbitos. Por un lado, expertos en el área aseguran que es fundamental ser honestos con ellos; es decir, hablarles de lo que pasó de manera abierta y en un lenguaje acorde a su edad.

De hecho, se señala que los niños a los que se les ha permitido asistir con la familia a la muerte de un ser querido, acostumbran estar mejor preparados en el caso de que el día de mañana, algunos de sus padres o hermanos padezcan una enfermedad que tenga un desenlace fatal. Por lo mismo, es importante invitarlo a participar de los ritos funebres; idealmente, explicándole todo con anterioridad y siempre que el niño quiera participar. Lo anterior, implica también estar abierto a las preguntas que el niño pueda tener; creando una atmósfera de apertura y confianza.

Del mismo modo, sería importante evitar confundirlos con conceptos poco adecuados sobre la muerte (por ejemplo, “la muerte es como dormir”, “se han ido lejos”). Y además, animarlos a expresar en todo momento lo que sienten.

Cómo-ayudar-a-que-los-niños-superen-el-luto-e1464774091275

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X