Mandalas: ¿Cuáles son los beneficios tras este arte milenario?

Los mandalas representan la esencia de la vida humana. El pintarlos, dibujarlos o simplemente contemplarlos, conlleva sorprendentes beneficios.

Guía de: Psicología y Tendencias

 

¿Qué son los mandalas?

¿Qué son los mandalas?

Los mandalas forman parte de la antigua tradición oriental y se consideran un arte milenario. La palabra “mandala” significa “círculo” en sanscrito; y, en efecto, está representado por una circunferencia en la que se realizan, contemplan o pintan dibujos con distintos niveles de complejidad y variado colorido. Todos estos elementos tendrían un significado particular.

Se señala que, a través de los mandalas, se intenta configurar la esencia de la vida y del pensamiento humano. Así, mediante un soporte gráfico, se fomenta la concentración para exprimir la propia naturaleza y creatividad. Carl Jung –famoso autor del ámbito de la Psicología- afirmó que los mandalas eran la representación del mundo y la totalidad de la mente, consciente y subconsciente. Él mismo pintaba diariamente un mandala; también los utilizaba para reflejar sus sueños y su situación interna del momento; y, incluso los usaba en terapia con el objetivo de alcanzar la búsqueda de individualidad en los seres humanos.

Según el texto “Los mandalas esos grandes desconocidos”, los colores y las formas o elementos que constituyen un mandala estarían asociados a determinados significados; lo cual, se podría interpretar a luz de quien lo realiza.A través de las formas y los colores utilizados con diversas intenciones en un mandala, la persona puede expresar su mundo interior, pensamientos, ideas, estados de ánimo y relaciones con el mundo. Esto, al mismo tiempo que podría estar buscando comunicarse con los demás, ya sea desde su interpretación de la realidad, proyectando sus impresiones o compartiendo lo necesario acerca de su mundo interno. Por lo mismo, trabajar con mandalas puede convertirse en una herramienta de comunicación no vernal muy valiosa a nivel personal o grupal y a cualquier edad.

Algunos de los beneficios que se pueden obtener del trabajo con mandalas son:

  • Mejora la atención
  • Aumenta la producción de ideas
  • Modifica la concentración y la memoria
  • Aquieta temores y ayuda a superar emociones negativas (p.e. fobias)
  • Mejora la creatividad y el conocimiento de si mismo
  • Mejora la socialización y la comunicación
  • Fomenta la relajación y el encuentro con la paz
  • Incrementa la inteligencia y razonamiento
  • Mejora el control y dominio del cuerpo
  • Fomenta el pensamiento divergente

El trabajo con mandalas puede hacerse a través de la contemplación, el dibujo o la pintura de los mismos. También puede acompañarse o no con música. Lo mejor de todo es que son de fácil acceso (libros para pintar, imágenes de internet, etc.) y pueden ser usados por niños o adultos ya que su complejidad y temáticas son muy diversas. Saber dibujar o pintar no es un requisito; pues la meta no es la calidad de la producción artística, sino alcanzar el beneficio deseado.

¿Se animan a pintar uno? Si lo prueban, no se van a arrepentir y difícilmente podrán parar. La lista de links con patrones para imprimir y pintar es infinita; lo mismo ocurre con los dibujos ya pintados para contemplar. Lo más fácil es acceder a través de un buscador web y ¡bienvenidos al mundo de los mandalas!

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X