Narcisismo, el trastorno de la grandiosidad: ¿Cómo detectarlo?

Grandiosidad, necesidad de admiración, falta de empatía, manipulación y malos tratos. Todo esto es parte del Trastorno Narcisista de la Personalidad.

Guía de: Psicología y Tendencias

Narcisismo

La personalidad es definida por expertos como “la integración de todos los rasgos y características del individuo que determinan una forma de comportarse”.

En este marco, en Salud Mental, se habla de trastorno de personalidad cuando existe un patrón permanente de experiencia interna y de comportamiento que se aparta acusadamente de las expectativas de la cultura de la persona, siendo un fenómeno generalizado y poco flexible, con inicio en la adolescencia o adultez temprana, estable en el tiempo y que da lugar a malestar y deterioro.

Específicamente, el trastorno narcisista de la personalidad se da entre el 0,5-1% de la población. Se caracteriza por un patrón generalizado de grandiosidad (en la imaginación o en el pensamiento), necesidad de admiración y falta de empatía.  Suele darse al comienzo de la edad adulta en personas arrogantes que demandan constantemente ser el centro de atención.

Según los criterios diagnósticos del manual DSM-V, dicho patrón de personalidad se da en diversos contextos. Para constituir una patología deberían cumplirse 5 o más de los siguientes ítems:

  1. Tiene un grandioso sentido de auto importancia (por ejemplo, exagerar los logros y las capacidades, espera ser reconocido como superior, sin unos logros proporcionados).
  2. Está preocupado por fantasías de éxito ilimitado, poder, brillantez, belleza o amor imaginarios.
  3. Cree que es “especial” y único y que sólo puede ser comprendido por, o solo puede relacionarse con otras personas (o instituciones) que son especiales o de alto status.
  4. Exige una admiración excesiva.
  5. Es muy pretencioso, por ejemplo, expectativas irrazonables de recibir un trato de favor especial o de que se cumplan automáticamente sus expectativas.
  6. Es interpersonalmente explotador, por ejemplo, saca provecho de los demás para alcanzar sus propias metas.
  7. Carente de empatía: Es reacio a reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás.
  8. Frecuentemente envidia a los demás o cree que los demás lo envidian a él.
  9. Presenta comportamientos a actitudes arrogantes o soberbios.

Personalidades de este tipo suelen incurrir en manipulaciones e incluso malos tratos en sus relaciones de pareja. Lo anterior, ya que este tipo de personalidades aborda a las personas como objetos a ser utilizados y descartados de acuerdo a sus necesidades, sin mayor consideración de sus sentimientos.

El tratamiento de este tipo de trastorno es bastante complejo, ya que las personas narcisistas difícilmente asisten, de manera voluntaria, a una terapia; pues esto implicaría encontrar en sí mismos ciertos aspectos “defectuosos”.

narcisismo

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X