Orgasmo natural vs. Orgasmo ideal: ¿Cómo son y en qué se diferencian?

¿Conoces la diferencia entre un orgasmo natural y uno ideal? Un conocido psiquiatra y psicoterapeuta brasileño describió ambos.

Guía de: Psicología y Tendencias

9520668

José Ángelo Gaiarsa fue un connotado psiquiatra brasileño -de orientación psicoanalista y más tarde, corporal- que teorizó respeto de la existencia de distintos tipos de orgasmos.

Para el autor de “Sexo, Reich y yo”, existirían dos tipos de orgasmo: el orgasmo natural y el orgasmo ideal.

El primero -el natural- correspondería a un orgasmo de tipo instintivo o reproductor, descrito como una acción corta (de segundos a pocos minutos), de carácter intenso, efusivo y casi desesperado. Éste se daría por regla universal en los animales y también en el hombre cuyo comportamiento es más instintivo. En este caso, el macho pierde la cabeza y no puede parar; lo hace con prisa, no como prueba de amor ni de placer, sino de coraje. Ciertas mujeres, también responderían a este patrón; exagerando su comportamiento en el acto sexual; extremando gritos y golpes; transformando el sexo en una verdadera lucha más que en amor. Así, el orgasmo adquiere un carácter explosivo y de convulsión agitada, con una sensación de fuerza y energía muy intensas.

Ahora bien, el autor asegura no saber si este tipo de orgasmo es placentero. Si bien es poderoso, esa misma fuerza sería la que despersonaliza el acto sexual.

FileAccessHandler.ashx

Sin embargo, para Gaiarsa, existe lo que denomina “orgasmo ideal”; el cual, sí estaría plenamente ligado al placer. De la búsqueda de sensaciones orgásmicas más prolongadas, surgiría este acto sexual asociado al “derretimiento amoroso”, una muy dulce y exponencial sensación de fusión corporal.

Para el autor, el derretimiento desafía al ego con una sensación de disolución, abandono de estructura y pérdida de identidad; en la que ambos integrantes (ambos egos) van desapareciendo para dar lugar a otro centro, donde ninguno está en sí mismo y donde es posible trascender. Al encontrarse sentidamente, en este estado de gracia natural, en esta relación sexual con amor, en esta atracción con encanto; se experimenta un placer real, una iluminación visible, una verdadera felicidad sexual imposible de ocultar.

Lo anterior, indudablemente potenciaría la vida, daría ánimo, promovería la valentía y estimularía el gusto de vivir.

¿Y tú? ¿Qué opinas de esta nueva tipología del orgasmo? ¿Crees haber experimentado un “orgasmo ideal?

Orgasmo-múltiple-masculino-el-sueño-de-hacer-el-amor-toda-la-noche-_2

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X