Personas desordenadas: ¿Es una ventaja o desventaja?

Una mirada diferente al desorden en el siguiente artículo.

Guía de: Psicología y Tendencias

Personas desordenadas

El desorden se define como la confusión o alteración del orden; que, a vez, se define como la colocación de las cosas en el lugar que les corresponde, o la buena disposición de las cosas entre sí.

Sin embargo, bajo esta definición, cabría preguntarse qué o quién determina que algo esté “en el lugar que le corresponda” o bajo qué prisma algo estaría “bien dispuesto”.

Desde la Psicología, la propensión al “desorden” se considera un conducta aprendida. Aprendida en el sentido en que ha sido reforzada por algún tipo de “recompensa”. Por ejemplo, el desordenado se beneficia de no tener que esforzarse por ordenar, de terminar antes de tiempo lo que estaba realizando, etc. Lo anterior, dado que ordenar -desde un espacio físico hasta un día de trabajo o un asunto interpersonal- requiere consumir tiempo en ello y un esfuerzo notable.

Personas desordenadas

Existen ciertas menciones respecto de algunas características de personalidad que se asocian más a personas “desordenadas” y que dice relación con bajos índices de perfeccionismo y poca necesidad de control del entorno.

Ahora bien, ¿es necesariamente el desorden un mal signo?

Personas desordenadas

La Universidad de Minnesota realizó un estudio que consistió en hacer experimentos comparativos entre personas que tenían una habitación ordenada versus quienes tenían una habitación desordenada. Obtuvieron que el pensamiento creativo se daba al pensar fuera de las líneas del razonamiento; es decir, lejos de lo “convencional”.

¿Qué significa esto realmente? Es necesario saber que la relación entre creatividad y desorden no se da de manera casual. Es decir, si eres “desordenado/a” debes encontrar el equilibrio entre el caos y la necesidad de limpiar. Lo anterior, ya que reducir de manera drástica la cantidad de desorden que tienes puede reducir tu capacidad de pensar origina y creativamente.

Ahora, si eres demasiado estructurado, mide tu capacidad para la creatividad inducida por el desorden. ¡Experimenta por ti mismo!. Prueba moviendo tus papeles y artículos importantes, hasta podrías tirar un poco de ropa limpia por tu habitación. ¡Anda! ¡Se puede! Genera un pequeño “desastre” y ve lo que ocurre a partir de ello.

Personas desordenadas

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X