Piromanía, la excitación por el fuego: Un trastorno destructivo

¿Te has sentido hipnóticamente atraído hacia una llama de fuego? ¿Te has descubierto prendiendo fósforos incesantemente sólo por placer?
piromanía

La piromanía es un trastorno muy peligroso.

Dentro de los trastornos destructivos y de la conducta, aparece este cuadro “externalizador” que sorprende: la Piromanía.

La Piromanía se define como la tendencia patológica a provocar incendios. Formalmente, en el Manual de Criterios Diagnósticos del DSM-V, corresponde a la provocación de incendios de forma deliberada e intencionada en más de una ocasión. Y, debe cursar con:

  • Cierta tensión o excitación afectivas antes de hacerlo.
  • Determinada fascinación, interés, curiosidad o atracción por el fuego y su contexto (por ejemplo: parafernalia, usos, consecuencias).
  • Algo de placer, gratificación u alivio al provocar incendios o al presenciar o participar de sus consecuencias.

De todo lo anterior, deben excluirse los casos en que el incendio se provoque con otros fines; por ejemplo, como medio para obtener algún beneficio económico o como símbolo u expresión socio política.

piromania

La piromanía puede presentarse de manera constante (como forma de aliviar tensiones persistentemente) o esporádica (en períodos de inusual estrés). Sus causas son variables y complejas y aún no se comprenden del todo. Sin embargo, deben considerarse factores tanto individuales (actitudes antisociales, búsqueda de atención, falta de habilidades sociales y de seguridad) como ambientales (mala supervisión, presión de grupo, acontecimientos vitales estresantes, etc.).

Podemos agradecer que sea un trastorno relativamente raro y que afecte a menos del 1% de la población (principalmente a hombres); siendo aún más raro en niños y adolescentes.

Aún así, la prevención de dicho tipo de conductas tiene mucho que ver con una buena educación sobre seguridad contra incendios; además de la tarea  psicológica de enseñar a nuestros hijos el adecuado auto control de nuestros impulsos. Tal como cualquier otro trastorno, la piromanía tiene tratamiento; el cual, consiste principalmente en una terapia de modificación de conducta que puede estar acompañada de medicamentos.

piromanía

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X