Pornografía: ¿Es dañina o no lo es? Un tremendo debate que está en desarrollo

Dentro del marco de la Psicología, se han realizado varios experimentos relativos a la pornografía.

Guía de: Psicología y Tendencias

Pornografía

Se denomina pornografía al género y al material que contiene y reproduce en cualquier formato (gráfico, visual, etc.) actos de connotación sexual explícitos, con el objetivo de despertar en el espectador cierta estimulación o excitación sexual.

Dentro del marco de la Psicología, se han realizado varios experimentos relativos a la pornografía. En 1986, Malamuth decidió estudiar las reacciones humanas a la pornografía. Lo hizo, evaluando la “probabilidad de violación” en 42 hombres mediante el uso de material pornográfico. A un grupo de hombres, los expuso a material pornográfico con escenas de violación y a otro grupo, a material pornográfico no violento. Una semana más tarde, esos mismos sujetos fueron sometidos a un “juego de adivinanzas” en que tenían la posibilidad de “castigar” a su pareja de juego (mujer) si ésta se equivocaba. Con ello, se comprobó que si un hombre ya es sexualmente agresivo y consume mucha pornografía de carácter violento, existen mayores posibilidades de que cometa un acto de agresión sexual.

Sin embargo, estos resultados no permiten concluir que la pornografía es en sí misma negativa ni que conduce necesariamente a la agresión sexual.

Pornografía

Es el mismo Malamuth, quien afirma que la pornografía “para algunas personas se puede ver como un aspecto positivo en sus vidas y de ninguna forma los lleva a comprometerse en comportamiento anti social”. El problema surgiría cuando existen ciertos factores predisponentes o de riesgo en determinadas personalidades que -con el estímulo inadecuado (p.e. pornografía violenta)- pueden hacer brotar actos agresivos.

Ahora bien, cabría preguntarse ¿qué tipo de pornografía no es agresiva? El sociólogo Gail Dines afirma que es bastante difícil encontrar pornografía no violenta en la red a la que la mayoría de las personas tienen acceso.

Sin embargo, esta opinión también es controversial, ya que dos neuro-científicos computacionales (Ogas y Gaddam) hicieron el trabajo de recopilar mil millones de búsquedas pornográficas en la red; descubriendo que muy poco de ese contenido era realmente violento.

Ogas y Gaddam también afirman que 6 o 7 búsquedas en internet son por motivos pornográficos y que las categorías más populares buscadas son a través de las palabras: “joven”, “gay”, “MILF”, “pechos” y “esposas infieles”.

Pornografía

En términos bastante generales, pudiera concluirse que la pornografía no es negativa en sí misma ni menos conduce inevitablemente a la violencia sexual. Sin embargo, cabe destacar que -como cualquier fenómeno- si es visto como algo absoluto puede generar ciertas distorsiones respecto de la idea que tenemos de la sexualidad.

La pornografía usualmente es ligada a actitudes, conductas y expectativas irreales sobre el sexo. Finalmente, el porno es una fantasía y si es dañino o no depende un poco de nuestra capacidad de mantener claridad sobre este hecho.

Es por ello que, expertos en el área, recomiendan el cine erótico y el soft porn, donde la sensualidad y la pasión van de la mano del acto sexual. En este sentido, incluso puede ser útil verlo en pareja, como una vía para explorar más la sexualidad.

Pornografía

En resumen,

Lo negativo de la pornografía es:

-Que puede inculcar una visión del sexo demasiado fantasiosa (p.e. que requiere de posiciones extremas, que siempre es perfecto, etc.).
-Que puede crear ideas erróneas respecto del comportamiento sexual tanto de hombre como mujeres.
-Que puede favorecer ciertos prejuicios sexuales (p.e. que “los hombres siempre van al grano, sin juegos previos, y que a ellas les gusta así”).
-Que puede crear estereotipos falsos de belleza o desempeño sexual.
-Etc.

Lo positivo de la pornografía es:

-Que puede aumentar el nivel de excitación.
-Que puede ayudar a desinhibir a las parejas y estimularlas desde algo más creativo.
-Que ayuda a cumplir fantasías sexuales.
-Que puede ser un complemento para experimentar la sexualidad de manera más amplia.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X