Protestas: cómo explicar la situación a nuestros niños

La situación en Chile ha sido bastante compleja de asimilar para los más pequeños.

Guía de: Psicología y Tendencias

Actualmente, tanto en Chile como en España, se están produciendo situaciones de violencia y se cumplen casi una semana de manifestaciones.

En ese contexto, los niños y niñas están expuestos a ruidos e imágenes de violencia que pueden ser impactantes. Incluso, en días posteriores, los menores pueden verse envueltos dentro de conversaciones de adultos sobre la situación a nivel país, y lo que escuchen también puede ser motivo de angustia o miedo.

Por esto es importante tomar en cuenta cómo manejar y transmitirles la situación.

La defensora de la niñez de Chile, Patricia Muñoz, quien también es abogada de la Universidad Católica, entrega algunas sugerencias útiles que además pueden sustentarse en sugerencias similares dadas desde la psicología:

WhatsApp Image 2019-10-20 at 11.32.41

Es clave explicarles con palabras simples lo que está sucediendo en el país.

1.- Explíquele al niño o niña lo que está pasando en palabras acordes a su edad: El niño o niña muchas veces no es capaz de poner en palabras sus emociones, algunas porque no las conoce, y en otras porque no entiende lo que ocurre a su alrededor. Por esto es importante que quien se encuentre a su cuidado le transmita y “devuelva” lo que él no puede expresar, le explique lo que está sintiendo. “Estas asustado por los ruidos que estas escuchando”, “quizás no comprendes lo que estamos conversando” (y proceder a explicar en palabras simples).

2.-Mantenga la calma y conténgalos: Los niños son susceptibles al estado emocional de los adultos que los rodean. La principal figura de apego del niño es quien cuida de él, su vínculo más cercano. Por esto, los niños y niñas necesitan una contención estable, afectiva y predecible. Este aspecto es tan importante porque, así como los pequeños frente a los momentos de estrés buscan una figura que entregue protección y seguridad, están formando herramientas para enfrentarse a este tipo de situaciones como adultos en un futuro. La contención y cuidados que reciben frente a situaciones angustiantes hoy, será una guía para las relaciones que establezcan en el futuro y a los sentimientos de seguridad y capacidad de enfrentarse al mundo.

3.-Evite exponerlo a las noticias emitidas por la radio, la televisión o las redes sociales: Los niños y niñas que se encuentran actualmente en Chile o España ya están expuestos a factores estresantes a los cuales no están acostumbrados. Evite generar una angustia o miedo mayor, la mejor información que pueden recibir de la situación que se están viviendo es la que les puedan entregar sus padres o cuidadores, una cara conocida y palabras amorosas, en un tono tranquilo.

cacerolazos_279570_2_5dab477cac4f7

A los más pequeños hay que decirles, en palabras acordes a su edad, de que se tratan los cacerolazos y las distintas situaciones que se viven en el país

4.-Explíquele que son los ruidos de los cacerolazos que se escuchan: Esto es aplicable para cualquier sonido y también es importante considerar predecir y comentar las situaciones futuras. Si sabe que dentro de su comuna existirán cacerolazos o ya se emite un comunicado sobre un nuevo toque de queda, hágaselo saber a su hijo o hija con anterioridad. Anunciarle lo que ocurrirá, esto bajará la sensación de confusión y miedo, les dará tiempo para prepararse y poder abrir un espacio de conversación en que el niño o niña le manifieste sus dudas y miedos.

5.-Propicie un espacio de dialogo, preguntándoles como se sienten y que piensan: Que su hijo o hija no emita comentario ni le pregunte nada sobre lo que está ocurriendo no significa que no esté confundido o asustado. Por esto es importante abrir el espacio a la conversación. “Escuchaste los ruidos?”, “Qué piensas de”, etc.

6.-Si no quiere dormir solo, déjelo dormir con usted. Estar con usted le transmitirá calma y seguridad: Asimismo, con cualquier otra acción que pueda contribuir a la sensación de calma y resguardo que nuestros niños y niñas necesitan. Si no quiere que lo deje solo, quiere llamar a algún familiar para saber que está bien, etc. Acceda, lo más importante es contribuir a generar una sensación de calma en los niños y niñas.

Y recordemos el planteamiento de la UNICEF sobre la niñez y adolescencia, no como etapas de preparación para la vida adulta, sino formas de ser persona, tan válidas como cualquier otra. Son fases de la vida de desarrollo efectivo y progresivo de la autonomía personal y social,  y para esto es importante contribuir a que estos procesos de su ciclo vital sean vividos dentro de la mayor armonía posible.

Asimismo, es importante tomar en cuenta que se considera como vulneración de los derechos de la infancia y adolescencia: “Toda acción u omisión que menoscabe o anule el goce de sus derechos, alterando o afectando su desarrollo armónico”. Si se encuentra en situaciones en que está involucrado un niño o niña, o han presenciado violencia, recuerde esto y cuidemos todos el desarrollo de nuestros niños y niñas.

Más sobre Psicología y Tendencias

    Tags:
Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X