Psicogerontología: Claves para entender la salud mental del adulto mayor

La población de adultos mayores en el mundo entero ha tomado muchísima relevancia últimamente. A continuación me gustaría compartir algunas de los temas de los que se habló en unas jornadas dedicadas al estudio de la salud en la vejez, particularmente en el ámbito de la salud mental.

En Diciembre del año pasado tuve la suerte de asistir a las “Primeras Jornadas Interuniversitarias de Psicogerontología: Adulto Mayor y Salud Mental, un desafío multidisciplinario”.

Organizadas por Programa Adulto Mayor y Salud Mental (AMYSAM), CEAC de la Universidad Católica Silva Enríquez, CAPS de la Universidad Alberto Hurtado, y el Centro de Salud Mental San Joaquín de la Pontificia Universidad Católica de Chile, estas jornadas tenían como objetivo promover el conocimiento y el estudio de esta disciplina, principalmente para los profesionales de la salud mental. En esta ocasión me gustaría compartir con ustedes estimados lectores, algunos de los puntos que estas profesionales nos hablaron en esa ocasión.

Antes que nada, ¿qué es laPsicogerontología? La Gerontología es el área de conocimiento que estudia la vejez y el envejecimiento de una población, estudia el envejecimiento y la vejez en sus aspectos biológicos, psicológicos y sociales. Entonces, la Psicogerontología pone el acento en la salud mental, el bienestar y la calidad de vida de esta población. La Geriatría está relacionada con ella en cuanto es la especialidad médica que se ocupa de los problemas de salud de la vejez. Sin embargo, y como se enfatizó en estas jornadas, son muchas las disciplinas que tienen algo que decir del envejecimiento.

psicogerontología

Foto: Jorge Sepúlveda

Son múltiples profesionales los que debieran estar al tanto de los desarrollos de esta disciplina. Desde profesionales más ligados a la salud como médicos, psiquiatras, kinesiólogos, fonoaudiólogos, psicólogos, terapeutas ocupacionales; hasta otros profesionales que trabajan o influyen en la vida de los adultos mayores como abogados, arquitectos, asistentes sociales, periodistas, etc. Finalmente, la Psicogerontología se definió en esta ocasión como el estudio y abordaje de los aspectos psíquicos del envejecimiento normal y patológico desde múltiples disciplinas, en sus vertientes preventiva, curativa y de rehabilitación.

¿Por qué la Psicogerontología?

Uno de los datos en los que hay amplio acuerdo es que cada vez la expectativa de vida es mayor, lo que nos lleva a dos resultados. Primero: que más personas llegan a experimentar la vejez, y segundo: que la vejez es un periodo progresivamente más extenso. Eso lleva a su vez a pensar que hay una mayor población de adultos mayores, y además que la vejez se diversifica en muchas formas distintas.

Durante las charlas se habló del concepto de “viejismo”. Esta palabra se utilizó para darle nombre a los prejuicios e ideas preconcebidas sobre la vejez que manejan tanto la población general como los profesionales que trabajan con adultos mayores. Estos “viejismos” por lo general son vistos como la verdad sobre los viejos, y nadie se molesta en pensar más allá o entender la realidad de los viejos.

Por ejemplo: se suele pensar que los adultos mayores son en su mayoría dependientes, frágiles, sexualmente inactivos, desmotivados, temerosos, frágiles, etc. Esto, aparte de ser desmentido por estudios más acabados del tema, presenta un riesgo enorme. Si se asumen estos “viejismos” como una verdad, claramente queda restringida la posibilidad de bienestar en las mismas personas que hacen propia esta idea de vejez así como en los que trabajan con ellos,.

Ya que parte importante de las interacciones que se dan con los adultos mayores están teñidas por la suposición y el prejuicio más que por datos, evidencias o el mismo relato de los adultos mayores, se tiende a mantener en el tiempo y en el comportamiento estos mismos prejuicios.En el mejor de los casos esto lleva a personas que “asumen” la vejez como algo negativo y terrible; y en el peor a la discriminación,  la negligencia, y el maltrato (tanto por parte de la sociedad en su conjunto como de los familiares o los profesionales que trabajan con ellos).

Los “viejos” desde esta perspectiva no son sólo personas que han cumplido muchos años, son personas que viven en una etapa distinta de la vida, con muchos cambios que requieren el uso de nuevos recursos. Esto permite a su vez un continuo desarrollo, que también les permitiría sostener un proyecto de vida saludable. Esto es digno de un mayor análisis y un estudio detallado, para poder ofrecerles el mejor trato y la mejor vida posible, tal como se le ofrece a otros grupos de personas de las distintas edades.

Un llamado a la sociedad

Finalmente estas jornadas hacían un llamado importante a los profesionales de todas las áreas así como también a los cuidadores.

Ya que toda disciplina que tiene como objetivo la población de adultos mayores, la psicogerontología necesita considerar los aspectos psicológicos propios del envejecimiento para entender y ofrecerles lo mejor posible.

Me parece importantísimo que se siga estudiando y propagando el conocimiento que nos ofrece la psicogerontología, porque hoy en día no solamente los especialistas en población de adultos mayores se relacionan con ellos, todos implicados como sociedad estamos llamados a hacerlo y a tener una mayor comprensión de ellos.

Links:

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X