Psicología de la Magia: Desde el asombro al trabajo del mago

¿Eres de aquellos que aún se asombra tras ver salir a un conejo de un sombrero de copa inicialmente vacío? Este artículo es para ti.

Guía de: Psicología y Tendencias

Como-la-magia-engana-a-tu-cerebro-1

Los magos han tenido y siguen teniendo una fiel y asombrada audiencia. ¿Por qué? Pues en su trabajo incluyen un sin fin de técnicas psicológicas para hacer magia en el mundo real.

¿Cómo? Pues “barajando” nuestra capacidad de atención y consciencia.

Lo anterior, por ejemplo, influyendo en nuestras decisiones cuando creemos estarlas tomando “libremente”.

Estudios de investigadores canadienses señalan que las personas tendemos a escoger opciones que nos parecen más sobresalientes o nos llamen más la atención. De esta forma, los magos se anticipan a este fenómeno psicológico y ofrecen deliberadamente una “carta objetivo” como más sobresaliente o prominente que las demás. Aunque nos sintamos “libres” de elegir, la manipulación de nuestra mente nos llevará el 98% de las veces a elegir la carta objetivo.

Sin título

 

A lo anterior, se suma que en una presentación de magia en vivo, los espectadores nos dejamos influir por la personalidad del mago y las expectativas creadas por la instalación que pudiera circundar la performance. Los magos conocen innumerables formas de presentarnos un mismo truco de manera que nos sorprenda aún más. Cada detalle, cada paso a paso en las distintas ilusiones, aportan a potenciar el efecto final de la magia.

Aquí pudiera entrar lo que se denomina “ceguera inatencional” que no es más que el fracaso de nuestra mente de detectar un estímulo inesperado en nuestro campo visual; esto, cuando se llevan a cabo otras tareas distractoras que ocupan nuestra atención. Éste es un error en la atención que cometemos todos y que los magos conocen muy bien. Es por ello que nos sobrecargan de estímulos a la hora de hacer un truco sólo para despistarnos de lo que realmente no quieren que veamos.

La fisiología y capacidad (limitada) de nuestro cerebro nos pudiera jugar malas pasadas. Sin embargo, en el caso de la magia, creemos que es hermosa nuestra tan humana y natural disposición a ilusionarnos y disfrutar ante otro individuo.

runa

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X