Psicología del Inmigrante: El Síndrome de Ulises y la difícil tarea de vivir en el extranjero

Emigrar cada día se vuelve más una difícil tarea para quienes la emprenden, con potentes consecuencias psicológicas.

Guía de: Psicología y Tendencias

Psicología del Inmigrante

Nuestro país se vuelve, cada día más, un receptor de inmigrantes. Desde la capital a otras regiones, Chile gana nuevos colores, acentos y diversidad. Sin embargo, este grupo de individuos que se encuentra en un país extranjero son mucho más que nueva fuerza laboral; son personas que se ven rodeadas de un entorno completamente distinto al propio y que, más de algunas vez, les hace muy difícil el poder adaptarse.

El choque cultural que se experimenta en un país que no es el propio se evidencia en muchos sentidos. Desde las normas, creencias, roles y valores; hasta los prejuicios, la discriminación y la exclusión social. Sin duda, el cambio es percibido como radical; y, sumado a ello, se sienten con intensidad las consecuencias de haber dejado atrás la familia, los amigos, el lugar de nacimiento, la historia; en fin, las raíces.

Todo lo anterior, puede volver el proceso aún más difícil de lo que aparenta ser. Los niveles de estrés pueden alcanzar registros tan altos que superen la capacidad de adaptación de quienes los experimentan; dándose lo que se conoce como Síndrome del Inmigrante con Estrés Crónico o Síndrome de Ulises (en honor al héroe griego que padeció innumerables adversidades y peligros lejos de sus seres queridos).

Psicología del Inmigrante

Este cuadro clínico se caracteriza por los estresores y duelos que padece la persona; y, además, por sus síntomas característicos. La investigación en el área señala que por estresores y duelos se pueden mencionar:

  • La soledad forzada por la separación de la familia y los seres queridos.
  • El duelo ante el fracaso cuando no se logran las mínimas oportunidades para surgir en el país extranjero. Aquí caben situaciones como la indocumentación, la explotación laboral, etc.
  • La lucha por la supervivencia en términos alimentarios y de vivienda principalmente. Es común la mala o escasa alimentación y el hacinamiento.
  • El miedo a la detención, exclusión y abusos; además, del duelo por los peligros físicos de la migración misma.

Psicología del Inmigrante

En relación a la sintomatología característica, se mencionan: sintomatología del área depresiva (tristeza, llanto, culpa, ideas de muerte, etc); sintomatología del área ansiosa (tensión, nerviosismo, preocupación, irritabilidad, insomnio); y, somatizaciones (cefalea, fatiga, etc.); entre otros.

Tras esta breve revisión de la Psicología del Inmigrante y la problemática de salud mental que presentan, la invitación es a no mirar hacia el otro lado y obviar que podemos hacer algo por quienes experimentan esta difícil situación. Los individuos que llegan hoy por hoy a “nuestras” fronteras, son personas de carne y hueso que viven episodios dramáticos lejos de su hogar. Por lo mismo, en pequeños gestos cotidianos, hagámosle -en algo- más llevadera su experiencia. Por sobre las inseguridades y miserias propias, valoremos su esfuerzo y su enorme aporte a la diversidad.

Psicología del Inmigrante

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X