¿Qué es la memoria?: Su importancia y cómo le afecta nuestro estado de ánimo

Todos nosotros, con mayor o menor frecuencia y en distintas circunstancias, hemos recordado algo u olvidado otra cosa.

Guía de: Psicología y Tendencias

memoria

En términos generales, la ciencia psicológica define la memoria como un fenómeno de alta complejidad e intrigante a la vez; el cual, juega un papel trascendental en la vida de los individuos y el colectivo social.

La memoria no sólo es la capacidad de conservar información; sino, más bien, un fenómeno biológico, cerebral, un proceso cognitivo superior que nos faculta para adquirir, conservar y utilizar diversos conocimientos y habilidades.

Lo anterior, nos permite responder de la mejor forma posible a los diferentes estímulos del mundo que nos rodea; por lo cual, es posible afirmar que la memoria participa de todas y cada una de nuestras actividades.

Ahora bien, tal como mencionamos anteriormente, por experiencia propia sabemos que a veces recordamos algunas cosas y otras no. Esto es debido a que la memoria es selectiva. Efectivamente, el contenido de la memoria nunca refleja todo lo que ocurre a nuestro alrededor. ¡Sería imposible!

Memoria 8

Sin embargo, la selectividad se refiere más bien a que la memoria sólo es capaz de almacenar aquello que ha sido percibido por nosotros, aquello a lo que le prestamos atención y registramos en nuestro sistema. Todo lo demás, que igualmente ocurre alrededor nuestro pero que pasa inadvertido por nosotros, obviamente, no es almacenado.

Más aún, dentro del cúmulo de material que sí percibimos, la selectividad sigue actuando. Se ha comprobado que el estado de ánimo dominante en el momento del recuerdo (por ejemplo, alegre o triste) determina claramente lo que se recuerda o no se recuerda.

Esto último, se denomina “memoria congruente con el estado de ánimo” y dice relación con que las personas recordamos más fácilmente las experiencias pasadas cuya carga afectiva o carga emocional es congruente con el estado emocional en el que nos encontramos en el momento presente. Es decir, en momentos de alegría tendemos a recordar momentos alegres y a la inversa, si estamos triste es probable que tendamos a recordar episodios tristes de nuestras vidas.

¿Y tú, sabías tanto sobre algo que parece tan obvio que el sólo hecho de recordar?

memoria-emocional

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X