¿Sabes priorizar? Cómo dar primacía a lo importante y urgente en nuestra vida

Ayúdate a simplificar tu vida, aprende a priorizar y administra mejor tu tiempo. Lee el siguiente artículo donde compartimos cómo hacer una matriz de prioridades.

Guía de: Psicología y Tendencias

prioridades

Ante la vorágine de cosas que constituyen nuestro día a día, es primordial saber priorizar, ya que nos ayuda a administrar mejor nuestro tiempo.

Algunas veces, el problema que nos aqueja -en nuestra vida o en nuestro trabajo- es que tenemos muchas cosas que hacer y no sabemos cuál de todas hacer primero, cuál es realmente la más urgente e importante.

Si este es tu caso, suele ser de gran utilidad realizar una matriz de prioridades.

Para eso, comienza primero realizando una lista con todas las cosas que tienes que hacer. No te compliques en ordenarla. Simplemente haz un punteo de aquello que necesitas llevar a cabo.

Orange-checklist

Una vez hecha tu lista, procede a clasificar cada una de tus actividades como: urgente o no urgente y como importante o no importante. Estos dos dominios de clasificación te ayudarán a decidir qué hacer primero.

Puedes ayudarte de una tabla sencilla. Horizontalmente, ubica las opciones urgente y no urgente. De manera vertical, ubica las opciones importante y no importante. En los casilleros en blanco, vas ubicando cada actividad que tengas que hacer de acuerdo a las categorías mencionadas.

Luego de llenar tu tabla, lo siguiente es muy sencillo. Las actividades ya están ordenadas en función de su prioridad. Las que estén en la casilla de “urgente” e “importante” son tu primera prioridad. Así que de ello, ¡hazte cargo de inmediato! Para el resto, sigue el siguiente esquema.

MATRIZ

Para las cosas que queden en segundo lugar, decide cuándo las harás, pues son importantes. Aquellas que están en tercer lugar, puedes delegarlas a otra persona si te es posible; ya que son urgentes pero no importantes. Las que queden en cuarto lugar, no son urgentes por lo que puedes hacerlas más tarde y sin prisa.

En caso de que te queden muchas actividades en alguno de los casilleros y al minuto de realizarlas no sea fácil para ti decidir por cuál de ellas comenzar; puedes repetir el mismo proceso sólo con esa lista particular de actividades, realizando una nueva tabla.

Si te es muy difícil decidir qué cosa es urgente o no urgente e importante o no importante, ¡pide ayuda a alguien más! Una segunda opinión siempre puede ser útil (ya sea de un amigo o familiar o de tu psicólogo/a o terapeuta).

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X