Síndrome de Alienación Parental: ¿Qué es y cómo surge este doloroso trastorno familiar?

¿Sabías que existe un síndrome que podría llevar a un hijo a odiar y rechazar a uno de sus padres? Descubre de qué se trata.

Guía de: Psicología y Tendencias

Síndrome-de-Alienación-Parental-en-niños-e1458298842744

En el año 1985, el médico estadounidense Richard Gardner definió por primera vez el Síndrome de Alienación Parental (SAP). Lo anterior, fue realizado en un litigio entre dos padres por la custodia de sus hijos en común y en el marco de un divorcio.

En ese entonces, Gardner define dicho síndrome como un trastorno infantil cuya manifestación primaria sería la campaña del niño en contra de uno de sus padres; una “campaña” sin justificación aparente. Lo anterior, según el autor, sería el resultado de una programación de adoctrinamiento del otro padre y de las propias contribuciones del niño para la denigración del padre en cuestión.

En la actualidad, dicho síndrome aún no ha sido reconocido como un síndrome médico ni se ha integrado a los manuales diagnósticos como tal. Lo cual, no necesariamente indica que no constituya un trastorno real.

Sin embargo, en su última edición, el DSM-V ha incluido diagnósticos como: “Problema relacional entre padres e hijosyNiño afectado por la relación parental conflictiva (distress)”; los cuales, se estima consideran el SAP y/o presentan una forma de codificarlo de manera oficial.

Finalmente, el SAP se manifestaría a través de los siguientes síntomas:

  1. Una campaña de denigración y rechazo de un padre previamente querido por el niño. Dicha campaña sería iniciada por el progenitor alienante, pero luego sería secundada por el niño.
  2. Racionalizaciones débiles, frívolas o absurdas que gestarían esta descalificación. El niño podría manifestar rabia intensa y quejarse que el padre alienado lo trata mal; aduciendo, por ejemplo, que lo manda a acostarse temprano, o que no lo deja ver su programa favorito.
  3. El niño manifestaría un rechazo completo hacia el padre alienado, quien es “malo” en todo y siempre.
  4. El niño adoptaría como propias las descalificaciones hacia el padre alienado, y negaría la influencia de otros en sus creencias. Este fenómeno se ha denominado “pensador independiente“.
  5. El niño apoyaría incondicionalmente al padre alienante, sin cuestionar la validez de sus juicios hacia el padre rechazado.
  6. El niño manifiestaría ausencia de culpa por la crueldad esgrimida hacia el padre alienado, comportamiento que no sería permitido en otras circunstancias.
  7. Presencia de argumentos “prestados” (o adultizados).
  8. Odiosidad hacia el padre alienado se extiendería hacia amigos o parientes de la familia.

Sus consecuencias son graves y variadas. Por un lado, se lleva al hijo a odiar y a rechazar a un padre que le quiere y al cual necesita; lo anterior, ocasina que el lazo entre el hijo y el progenitor alienado sea irremediablemente destruido. En el peor de los casos, muchos de esos niños pueden desarrollar incluso trastornos psiquiátricos serios (depresión crónica, incapacidad de funcionar en un ambiente psicosocial normal, trastornos de identidad y de imagen, desesperación, sentimiento incontrolable de culpabilidad, sentimiento de aislamiento, comportamientos de hostilidad, falta de organización, personalidad esquizofrénica y a veces hasta suicidio).

Más aún, algunos estudios han demostrado que, en la adultez, las víctimas de alienación tienen inclinación al alcohol y a las drogas y presentan otros síntomas de un profundo malestar.

que-es-el-sindrome-de-alienacion-parental-y-como-evitarlo-1

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X