“Soy infértil”: Los problemas de fertilidad y su impacto en quienes los sufren.

Un enorme desgaste emocional, el deterioro de la auto imagen sexual y un elevado nivel de estrés, son sólo algunos de los efectos que provocan los problemas de fertilidad.

embarazopruebac La fertilidad se conoce como la capacidad de conseguir un embarazo de forma espontánea. Actualmente, 1 de cada 7 parejas tiene problemas para concebir de manera natural. En este marco, los principales problemas de fertilidad serían: la esterilidad y la infertilidad .

La infertilidad en Chile afecta a aproximadamente un 15% de las parejas en edad fértil y es definida por los expertos como la incapacidad para producir un hijo vivo. Existe la infertilidad de tipo primaria y secundaria. La primaria se da cuando la pareja consigue una gestación sin llevarla a término adecuado; por ejemplo, a causa de un aborto o de la pérdida repetida de la gestación. Por su parte, la infertilidad secundaria se da cuando -luego de un parto con al menos un nacido vivo- no puede llevarse a término una nueva gestación.

En específico, la infertilidad ha sido descrita en función del impacto que tiene en la pareja diagnosticada con este problema. Se ha hecho referencia a ella como una verdadera crisis vital, en la que contribuyen muchos factores y que genera un gran desgaste emocional para la pareja.

El efecto cíclico que genera el hecho de que una y otra vez se repita la vivencia de esperanza (al inicio del ciclo) y fracaso (cuando llega la menstruación), es lo que produce mayor desgaste. A lo anterior, se suma el deterioro de la auto imagen sexual producto de la incapacidad de procrear y la disminución del erotismo en la pareja. Además, generan un alto impacto el elevado costo económico del tratamiento, el sometimiento a procesos quirúrgicos y la invasión a la sexualidad de la pareja.

Varios estudios muestran que alrededor del 10% de las parejas con infertilidad están expuestas a un intenso estrés, volviéndose susceptibles a presentar episodios depresivos y otras alteraciones emocionales. También se han detectado sentimientos de inadecuación, desesperación, pena, envidia y celos hacia la mujer embarazada, miedo, pérdida de la libido, impotencia, inestabilidad emocional, pérdida de la autoestima, culpa, depresión, e ideación suicida.

Al evaluar la necesidad de recibir apoyo y orientación ante su problema, ha quedado demostrado que la mayoría de las parejas manifiestan necesitar más información y explicaciones sobre la infertilidad y los procesos que atraviesan; y, un mayor apoyo en los aspectos emocionales de la infertilidad.

Si atraviesas por este tipo de problemas con tu pareja y tu tratamiento no incluye profesionales que atiendan estas necesidades (psiquiatras, psicólogos/as), no dudes en consultar. Como hemos podido ver, el apoyo en este ámbito es tan importante como el soporte médico.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X