Inicio » Vinos » Equipo

Decantar o no decantar el vino, cómo tomar la decisión

Decantar o no hacerlo puede tener consecuencias importantes en la percepción de un vino. Conozca cuándo decantar, cómo hacerlo y los tipos de vino que hay que considerar para tomar esta decisión.

El otro día tuve que participar en una feria de vinos fuera de Chile. Cuando nos pasaron a buscar habían dos autos y las personas de las otras viñas me dijeron: “Nosotros nos vamos con Alonso” y se subieron a un auto sin dejarme opción. Cuando vi partir al auto de Alonso entendí la expresión. Era rápido, pasaba a medio mundo y a los pocos kilómetros ya lo habíamos perdido. Se referían a Fernando Alonso de Ferrari por la forma de manejar. Obviamente llegaron antes, pero con una gran diferencia. Los otros estaban entre asustados y mareados por las bruscas maniobras de “Alonso”, en cambio yo llegue tiqui taca. Bauticé a mi conductor como don Eduardo, el que me lleva y me trae a casa cuando viajo, mi transportador oficial desde hace 5 años, de manejo tranquilo y sólido.

Decantar vino

Foto: EFE

El decantador sirve, básicamente, para evitar el sabor a corcho en el vino.

Al entrar a la feria de vinos tenía un Don Melchor y lo decidí decantar. El otro productor, Enzo, tenía un Barolo (vino de la región de Piemonte de Italia). Era un tremendo vino, pero Enzo no lo decantó. Al llegar un importante cliente él fue el primero en mostrar su vino. Obviamente el cliente quedo impresionado con este vino, pero lo encontró un poco duro (vino que se muestra cerrado y agresivo en sabor). Cuando probó Don Melchor me miró con una cara de sorpresa: “Qué elegancia, los taninos están muy sedosos y todo muy balanceado. Tremendo”, me dijo. Éste comentario fue escuchado por Enzo y de inmediato pidió un decantador por ver que estaba en competencia “desleal”. Como no había en ese momento tuvo que pasar mucho tiempo para que hubiese uno disponible. ¿Cuál? El que usé yo. Lo decantado lo devolví a la botella después de 1 hora y le pasé el decantador al ya repuesto Enzo.

Qué tienen que ver estas dos cosas. Simple. Un gran vino que se abre y se sirve de inmediato es un poco rústico, sobre todo si es joven como un Barolo. Enzo llegó rápido a la feria de vinos, pero un poco mareado y no en óptimas condiciones por todos los movimientos por culpa de “Alonso”. En cambio un vino igualmente grande y delicado, como Don Melchor en este caso, sí se decanta, proceso que toma tiempo. Éste gana en cuanto a aromas, se abre, sus taninos se integran más dejando un vino muy redondo y en consecuencia, mejor para el paladar. Gracias a “don Eduardo” llegué un poco más tarde, pero relajado y con mis nervios impecables. Por lo mismo llegué al puesto y al ver que teníamos Don Melchor fui en busca de inmediato por EL decantador disponible.

¿En qué consiste este proceso? ¿Todos los vinos se pueden decantar? Dos respuestas:

  1. Para vinos grandes, pero jóvenes: Esto sirve para que se abra y se pueda apreciar desde el primer sorbo y no al final de la botella. El proceso consiste en descorchar la botella como siempre y servir un poco de vino en el decantador. Este se revuelve dentro del decantador para limpiar un poco el decantador y ése poco se sirve a la copa (ver artículo cosas de copa). Se prueba y si está ok, sin sabor a corcho básicamente, se sirve todo directamente al decantador casi agresivamente.
  2. Para vinos viejos, ese vino guardado por ahí: Esta decantación es más complicada. Primero hay que ser muy cuidadoso con el vino y moverlo lo menos posible. Se saca toda la cápsula y se descorcha cuidadosamente porque el corcho puede estar frágil y con posibilidades de que se rompa. Después se enciende una vela y se decanta. Este proceso es más lento teniendo siempre la vela iluminando el cuello de la botella. La función es mostrar el momento en que sedimentos propios del vino empiezan a acercarse al decantador. En ese momento se para la decantación y lo que sobra se puede servir en una copa porque no es mucha cantidad. Se puede beber por ejemplo al final de la velada. Al final el vino en el decantador está limpio y abriéndose para que pueda ser bebido como corresponde.
Decantador vino

Foto: tucocinaytu.com

Los decantadores de vino tiene la base ancha.

Es la hora del decantador. Este tiene una base ancha permitiendo que el vino tenga más contacto con el oxígeno y así abrirse más rápido. Hay muchas versiones y obviamente los de cristal son mejores. Si lo usan regularmente guárdenlo con agua. Si  lo usan poco entonces enjuáguenlo con agua y vino para dejarlo limpio antes de decantar.

El vino tiene múltiples aromas, sabores y si hacemos lo correcto lo llega a expresar, llega a cambiar. Si tienen un vino grande, icono, exclusivo es mejor decantar. Cómo saber si cumple esto. Para explicarlo fácilmente: que cueste $10.000 y más, pero siempre tintos. Háganlo porque este cambio es fácil y está en nuestras manos.

Más sobre Vinos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X