Inicio » Cocina » Equipo

¿Cómo preparar ravioles? Receta con el sabor italiano en su cocina

Conozca la receta para preparar esta deliciosa pasta y rellenarla con lo que usted desee.

¿Cómo preparar ravioles? No hay nada más rico que cuando uno prepara su propia comida, es por eso que a continuación les explicaremos paso a paso lo que deben realizar para poder cocinar unos exquisitos ravioles caseros.

Cómo preparar ravioles: El sabor italiano en su cocina

Cómo preparar ravioles: El sabor italiano en su cocina

Lo primero es determinar para cuántas personas vamos a cocinar, pongamos el ejemplo de que se trata de 4 invitados a degustar estos ravioles. En ese caso necesitaremos, según el sitio Recetasgratis: 500 gramos de harina de trigo -la harina común y corriente que se encuentra en cualquier supermercado-, 3 huevos crudos, media cucharadita de sal, 2 cucharadas grandes de aceite vegetal o de oliva dependiendo del gusto y 50 ml de agua.

Una vez que tenemos todos esos ingredientes podemos proceder a realizar nuestra masa. Lo primero es añadir la harina con el agua y la sal a un Bowl o fuente grande y revolverlo unos minutos, luego hacemos una especie de agujero en la harina y colocamos los huevos uno por uno y les agregamos el aceite indicado, una vez que hayamos hecho eso debemos empezar a revolver con harta paciencia y esperar que todos los ingredientes se mezclen formando una masa algo húmeda.  Después tomamos la masa y la cubrimos de alusa plast o papel film y la dejamos reposar unos 15-20 minutos.

Según Lacucharinamágica, cuando la masa ya haya reposado lo suficiente, la sacamos y la estiramos completamente, en esta parte es necesario utilizar un uslero o alguna herramienta que nos ayude a aplanar la masa sobre algún mesón o tabla.

Una vez que tenemos la masa estirada procedemos a agregarle el relleno, en este caso depende del gusto del cocinero que ingrediente utilizar para rellenar los ravioles, puede ser carne, ricota, espinaca, etc. Antes de agregar el relleno, tomamos un molde o manualmente cortamos los ravioles y los dejamos separados unos de otro, luego agregamos el relleno elegido a cada uno, es importante no agregarle mucha cantidad de relleno, ya que la pasta al ser cocinada se tiene a inflar un poco. Cuando tengamos agregado el relleno a la masa, cerramos los ravioles y pegamos sus extremidades con un poco de agua para que no se despeguen.

Una vez que tenemos los ravioles rellenos y sellados, están listos para ser cocinados y posteriormente degustados por nuestros comensales.

Más sobre Cocina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X