Inicio » Cocina »

Mantequilla a las finas hierbas: Receta simple con lo mejor del huerto

Crear un huerto y cultivar finas hierbas ha presentado un gran auge en los hogares, incluso, en diversos recintos educacionales se instruye sobre este tema.

Guía de: Cocina

Disponer de elementos frescos, sanos y concebidos en nuestro hogar es un grato privilegio al momento de cocinar. Las finas hierbas realzan el sabor de diversos alimentos, otorgando un toque especial a nuestras preparaciones, brindando aroma y colorido, características esenciales al elaborar un plato.

Las finas y/o aromáticas hierbas más utilizadas y de fácil adquisición en el mercado son: Albahaca, Cilantro, Ciboulette, Eneldo, Estragón, Hinojo, Laurel, Menta, Perejil, Romero, Salvia, Tomillo y Orégano, entre otras.

mantequilla finas hierbas

Foto: Cocinándotelo

Dichas hierbas se pueden utilizar en ensaladas, salsas, aderezos y vinagretas, sopas, infusiones, masas e incluso licores.

Sugiero una receta muy sencilla, “Mantequilla a las Finas Hierbas”, que pueden elaborar en su hogar y consumir en cualquier ocasión:

Ingredientes: Una porción de mantequilla (500 grs.), finas hierbas a elección, una cucharadita de aceite de oliva.

Preparación: Disponer la porción de mantequilla en una fuente, cubrir con un paño o tapa y dejar por unos minutos a temperatura ambiente. Una vez blanda, remover la mantequilla con un tenedor y agregar dos a tres cucharadas de finas hierbas picadas finamente (recuerden que las opciones son a gusto del consumidor, si desean pueden utilizar ciboulette, romero y un poco de menta, incluso, pueden agregar uno o dos dientes de ajo picado muy fino).

Posteriormente, añadir una cucharadita de aceite de oliva y mezclar todos los ingredientes hasta formar una pasta homogénea.

La mezcla elaborada la pueden disponer en un trozo de plástico transparente para envolver, enrollan la pasta formando un cilindro, cerrando cuidadosamente ambos extremos. Refrigerar por un mínimo de dos horas, retirar el plástico y cortar las porciones necesarias a medida que la utilicen, por ejemplo, al cocinar pescado, consumirla con papas asadas o cocidas o disfrutarla en el desayuno con una crujiente tostada.

La confección y mantención de un huerto de finas hierbas es un proceso muy económico, ya que los almácigos, jardineras y maceteros tienen un bajo costo. Además, en los invernaderos o sitios especializados pueden encontrar una gran variedad y brindan las instrucciones necesarias para un óptimo cuidado. Dichos huertos los pueden tener en su cocina, terraza o patio, acorde al tamaño y cantidad que estimen conveniente, disponiendo siempre de exquisitos condimentos para preparar y enaltecer sus comidas.

Más sobre Cocina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X