Inicio » España » Equipo

Alza en universidades españolas: ¿Necesaria o equivocada?

Los universitarios se echan a las calles por el alza de aranceles. El año que viene será mucho más caro estudiar. Del 15 al 25% subirá el precio del año académico.

Y lo que nadie quería, simplemente sucedió. Los recortes en España llevados a cabo por el gobierno parecen no tener fin. Ahora es el turno de la Educación. Y el tema no es nada menor. Si conseguir terminar una carrera no es fácil, si ampliar tu formación después de eso tampoco lo es y si conseguir un puesto de trabajo desde hace cuatro años es directamente misión imposible, le llegó el turno a pagar más por estudiar.

De media estudiar en España costaba alrededor de 445.000 pesos chilenos al año. Se estima, con la subida de las tasas universitarias, del 15 al 25% del coste (que entrarán en vigor a partir del próximo semestre), un alza de 345.000 pesos. El objetivo, según el Ministerio de Educación es ahorrar 3.000 millones de euros aproximadamente.

Y que los repetidores se preparen, ya que con ellos no hay contemplación: la segunda matrícula supondrá entre el 30% al 40% del coste; la tercera, del 65% al 75% y, en caso de requerirse una cuarta, del 90% al 100%.

Protestas Universitarios

Foto: EFE

Con el alza de tasas el gobierno busca ahorrar 3.000 millones de euros aproximadamente.

La situación insostenible

¿Qué pasará a partir de ahora? O mejor dicho ¿qué está pasando ya? Pues como era de esperar, los estudiantes se están echando en masa a las calles. La manifestación más multitudinaria por este asunto en concreto fue el pasado 3 de mayo en Barcelona. Cerca de 8.000 universitarios recorrieron la ciudad condal pidiendo el congelamiento de las tasas. Claro que no les va  a servir de nada.

El gobierno ha puesto en marcha un misil de recortes que va directamente y de manera feroz al corazón de la austeridad financiera con la meta de ahorrar, ahorrar y ahorrar. Y la gente en España se pregunta si no hay más alternativas que dejarlos sin un peso a final de mes, si acaso es la única solución cuando ya el número de cesantes en el país supera los 5.600.000 y el consumo interno es más bajo que nunca.

Pero lo cierto, digan lo que digan los estudiantes, los profesores, dueños y dueñas de casa, empresarios, cesantes… y aunque suene muy duro, las arcas del estado están vacías y el sistema español tal y como se concibió hasta ahora, ya no se sostiene. Con esta situación es imposible mantener la Educación y Sanidad casi gratuitas.

¿Se podría hacer más? dicen unos. Se pudo hacer más dicen unos pocos. El problema no es lo que se está haciendo sino lo que se hizo en el pasado. El despilfarro de dinero fue brutal en la pasada legislatura con el anterior gobierno y las medidas improvisadas, que fueron muchas y torpes, sin darnos cuenta, produjeron una cantidad de fugas de capital inmensas que por supuesto no tuvieron vuelta en forma de beneficio. Fue gastar por gastar para intentar revertir la crisis económica.

¿Qué pasará en el futuro con la universidad?

La vorágine de protestas no cesará, pero la escasa repercusión que tendrán obligará a través de la más alta jerarquía doméstica, es decir, los padres (que son realmente quienes financian a los jóvenes) a ajustarse el cinturón y a valorar más el gasto universitario. Entre otras, las consecuencias positivas estarán entorno a la eficiencia académica. Se espera no haya tantos repetidores en la Universidad española por que será muy caro repetir. Por ende, los estudiantes no prorrogarán su estancia en la institución de la sabiduría. Con la instauración de la medida se irán las partidas de póker en las cafeterías del campus, las cervezas por la tarde no haciendo mucho y muchas actividades ociosas que hasta ahora formaron parte del imaginario universitario español.

Probablemente la medida no sea buena, por que entre otras cosas, se recorta el derecho a estudiar libremente, cada uno como quiera y como estime, en cinco, en seis o en 10 años. Familias pobres, medias o ricas. Pero lo importante o la enseñanza que se esgrime, más allá que la subida de tasas sea un varapalo para las familias, es que la universidad necesitaba un cambio, igual éste no es el medio, pero  el cambio ha llegado y viene para quedarse.

Más sobre España

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X