Inicio » Postres »

Bavaroise de vainilla

Cuarenta y cinco minutos de su tiempo deberían bastar para preparar un exquisito Bavaroise de vainilla. Aquí está la receta de cómo hacerlo.

Guía de: Postres

El Bavaroise de vainilla, un suave postre, está hecho a base de crema inglesa. Su preparación es simple y se puede realizar en 45 minutos aproximadamente.

Ingredientes

  • 150 gramos de azúcar granulada
  • 1 vaina de vainilla idealmente.
  • 6 yemas de huevo
  • 500 cc de leche, puede ser entera o descremada
  • 16 gramos de gelatina
  • 100 cc de agua
  • 250 ml de crema

Bavaroise vainilla

Foto: El Mercurio

Tiempos

  • Hidratación de la gelatina: 5 minutos
  • Elaboración de la crema inglesa: 20 minutos
  • Elaboración del mousse: 20 minutos
  • Enfriado del mousse: 1 hora

Preparación

Comenzaremos por elaborar la crema inglesa que es la base de nuestro postre.

Agregar en una olla leche, azúcar y yemas de huevo. Calentar a fuego medio, revolviendo constantemente, una vez que comience a espesar dejar sobre el fuego hasta lograr el punto rosa, al cual se llega una vez que bañemos la cuchara con la mezcla, soplemos la parte posterior de la cuchara y vemos que se forma una especie de flor. Una vez logrado el punto rosa, la crema inglesa estará lista, tras lo cual hay que retirar del fuego y dejar que se enfríe en un bowl.

Hidratar la gelatina en agua fría, para lo cual hay que usar seis veces el peso de la gelatina en agua. Una vez hidratada derretir a baño maría, incorporar  a la crema inglesa cuando aún esté tibia y reservar la mezcla.

Batir la crema hasta que forme montañas pequeñas, una vez lista agregar de manera envolvente a la mezcla de crema inglesa y gelatina cuando esté casi fría.

Cuando la mezcla de mousse esté uniforme y aireada podemos proceder a vaciarlo en copas, moldes individuales o una gran fuente.

Dejar enfriar por una hora.

Datos importantes

La vaina de vainilla puede ser sustituida por esencia de vainilla, para esta receta unos 10 cc de esencia.

Si queremos que nuestra crema inglesa quede muy suave podemos mezclar las yemas y la leche y colarlas antes de juntarlas con el azúcar y llevarlas al calor.

Cuando estamos derritiendo la gelatina debemos tener cuidado de que ésta no hierva ya que la quemaremos produciendo un olor y sabor desagradable además de que ya no nos servirá para gelificar nuestra preparación.

La gelatina puede ser reemplazada por 8 hojas de colapez (gelatina neutra que se puede conseguir en láminas transparentes), las cuales son hidratadas antes de usar en abundante agua fría y las podemos derretir a baño maría al igual que la gelatina y teniendo los mismos cuidados.

Es más fácil incorporar la gelatina a la crema inglesa cuando aún está tibia, así ayudamos a que se incorporen y si llegar a quedar algo de gelatina no disuelto con el calor de la crema inglesa se terminaría de derretir.

Recuerde que al momento de incorporar la crema batida a la mezcla de crema inglesa y gelatina, esta última no debe estar demasiado fría ya que la gelatina comenzará a coagular produciendo pequeños grumos.

Más sobre Postres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X