Inicio » Postres »

Pastel invertido de manzanas al sartén: Rápido, simple y delicioso

Poner las manzanas laminadas dentro del sartén con mantequilla derretida. Cuando el sartén esté bien caliente, agregar la azúcar granulada sobre ellas.

Guía de: Postres

En tres palabras este postre es rápido, simple y delicioso

Esta receta será un fiel compañero para todas aquellas personas que no tienen horno en la casa y les gusta preparar cosas dulces.

Pastel invertido manzanas

Foto: Francisca Álvarez

Ingredientes

Para esta receta se necesita un sartén mediano y una batidora eléctrica

Para las manzanas:

2 manzanas verdes laminadas

60 gramos de azúcar granulada

Canela en polvo (a gusto)

Jugo de un limón

20 gramos de mantequilla (idealmente sin sal)

Para el bizcocho:

2 huevos pequeños (35-40 gramos cada uno)

60 gramos de harina

50 gramos de azúcar granulada

Tiempos

Elaboración: 15 minutos

Pastel invertido manzanas

Foto: Francisca Álvarez

Preparación

Derretir la mantequilla en el sartén y procurar que todo el sartén quede cubierto por ella.

Poner las manzanas laminadas dentro del sartén con mantequilla derretida. Cuando el sartén esté bien caliente, agregar la azúcar granulada sobre ellas, la canela en polvo y una vez que hayan hecho un caramelo agregar el jugo de limón. Dejar cocer.

Mientras las manzanas se están cociendo bajar el fuego a medio bajo y preparar el bizcochuelo. Primero batir las claras, con la ayuda de la batidora eléctrica, hasta que formen pequeñas montañas, agregar dos tercios de la azúcar granulada y continuar batiendo hasta que se disuelvan los cristales de azúcar. En otro recipiente batir las yemas con el resto de la azúcar granulada hasta que estén de un amarillo más pálido. Agregas las yemas batidas sobre las claras batidas con azúcar y la harina cernida, homogeneizar todo de manera envolvente con la ayuda de un mezquino. Reservar.

Cuando las manzanas hayan comenzado a ponerse blandas y aún les quede jugo poner la mezcla de bizcocho sobre las manzanas y dejar cocer tapado.

Cuando destapemos el sartén y veamos que está cocida la superficie del bizcocho sabremos que está listo.

Consejos

Al momento de cocer las manzanas hay que procurar que estas tengan un poco de líquido antes de colocar la mezcla del bizcocho encima, de lo contrario se dorarían muy rápido y le otorgarían una sabor y olor a quemado a la preparación.

Si sentimos olor a manzanas quemadas cuando ya está puesto el bizcocho encima lo más recomendable es dar vuelta la preparación con la ayuda de un plato y dejar cocer por el otro lado el bizcocho en contacto directo con el sartén caliente procurar bajar el fuego un poco más para que este no se dore tanto.

Más sobre Postres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X