Inicio » Postres »

Torta 3 leches: Fresca y sabrosa combinación de sabores

En esta ocasión la receta está hecha para golosos ya que está rellena con crema pastelera y manjar.

Guía de: Postres

Postre ideal para días calurosos ya que es una torta bastante fresca. Se puede hacer con relleno o sin relleno e ir variando dentro de los mismos.

En esta ocasión la receta está hecha para golosos ya que está rellena con crema pastelera y manjar.

Torta Tres Leches

Foto: Francisca Álvarez

Torta Tres Leches.

Ingredientes

Para esta receta es necesario tener un molde redondo de 26 centímetros de diámetro, batidora eléctrica y soplete de cocina.

Para el bizcocho

8 huevos (65-70 gramos, cada uno)
300 gramos de azúcar granulada

300 gramos de harina

Para el relleno de la torta

200 gramos de manjar

397 gramos de leche condensada

400 ml de leche evaporada

200 ml de crema

Para la crema pastelera

300 ml de leche

30 gramos de maicena

68 gramos de azúcar granulada

2 yemas

Esencia de vainilla a gusto

Para el merengue italiano de cobertura

Torta Tres Leches

Foto: Francisca Álvarez

Torta Tres Leches.

150 gramos de claras

300 gramos de azúcar granulada

100 ml de agua

1 pizca de sal

Tiempos

Preparación del bizcocho: 7 minutos

Horneado del bizcocho: 45 minutos

Preparación de rellenos y cobertura: 25 minutos

Reposo de la torta rellena: idealmente 12 horas

Terminado de la torta: 10 minutos

Elaboración

Batir en un bowl las claras con la pizca de sal hasta que formen pequeñas montañas. Agregar dos tercios de la azúcar granulada en forma de lluvia y continuar batiendo hasta que se formen montañas firmes.

En otro bowl batir las yemas con el resto del azúcar hasta que quede una mezcla espumosa y de color amarillo pálido.

Mezclar las claras con las yemas de manera envolvente y en forma alternada ir incorporando la harina.

Vaciar la mezcla a un molde de aro 26 enmantequillado y enharinado. Hornear por 45 minutos a 180ºC.

Una vez trascurridos los 45 minutos, o cuando al introducir una brocheta ésta salga sin la mezcla-, sacar el bizcocho del horno y dejar enfriar unos minutos antes de desmoldar. Al desmoldar, dejar enfriar el bizcocho invertido para que quede parejo por los dos lados.

Mientras se hornea el bizcocho preparar la crema pastelera.

En una olla a fuego medio alto, colocar 250 cc de leche y la azúcar granulada.

En un bowl colocar el resto de la leche, las yemas y la maicena, mezclar bien. Una vez que la mezcla esté homogénea pasar por un colador para quitar los grumos que pudiesen haber quedado. Reservar.

Cuando la leche que está en la olla comience a hervir debemos agregar en forma de hilo continuo y mientras revolvemos constantemente, la mezcla de leche, yemas y maicena. La leche comenzará a espesar rápidamente, no hay que dejar de revolver.

Revolver por 7 minutos o hasta que dejemos de sentir sabor a maicena.

Transcurridos los 7 minutos, sacar del fuego e incorporar la esencia de vainilla.

Dejar enfriar por una hora tapada con un trozo de alusa transparente o una bolsa limpia. Reservar hasta utilizar

Luego el un bowl verter la leche evaporada, la leche condensada y la crema, mezclar con un batidor para obtener un líquido sin grumos. Reservar

Una vez que el bizcocho esté frio dividirlo en 3 partes iguales.

Colocar una de las partes dentro del molde (limpio) nuevamente, y mojar con un tercio del remojo de 3 leches y sobre el esparcir la crema pastelera. Disponer otro tercio del bizcocho sobre la crema pastelera y luego verter otro tercio del remojo sobre el. Agregar manjar como último relleno y luego cubrir por el bizcocho que falta y nuevamente remojar con las 3 leches. Dejar reposar la torta ya rellena por 12 horas para luego cubrir con merengue.

Hacer el merengue italiano una vez trascurridas las 12 horas de reposo de la torta y momentos antes de cubrir.

Agregar dentro de una olla la azúcar granulada y el agua, poner a fuego medio hasta que los cristales de azúcar se hayan disuelto y obtengamos una fluidez de hilo continuo (117ºC si se tiene un termometro para medir la temperatura). Dejar reposar fuera del fuego hasta que las burbujas dejen de producirse.

Mientras esperamos a que el almíbar esté listo, batimos las claras con la pizca de sal. Una vez que estas hayan llegado a formar pequeñas montañas y el almíbar esté sin burbujas, debemos incorporar el almíbar en forma de hilo a las claras mientras batimos la preparación.

Debemos continuar batiendo, una vez que hayamos agregado todo el almíbar, hasta que la preparación se haya enfriado por completo.

Una vez frío cubrir la torta y dorar con ayuda del soplete de cocina.

Disfrutar

Más sobre Postres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X