13 de abril, el día internacional del beso: ¿Qué se sabe de su psicobiología?

Muchos son los beneficios de besar y lo que representa.

Guía de: Psicología y Tendencias

Cada 13 de abril, se conmemora el día internacional del beso ya que, según los registros con los que se cuentan, el beso más largo de la historia se produjo en esa fecha. Duró 58 horas y tuvo como protagonista a una pareja tailandesa.

Muchos son los beneficios de besar y lo que representa, pero no se conoce mucho sobre la psicobiología de este.

Mediante este acto, es que se produce paralelamente un proceso neuronal en el que secretamos distintas sustancias químicas que ayudan nuestro bienestar emocional y físico.

Entre ellas se encuentra, en primer lugar, las endorfinas, conocidas por ser la hormona de la felicidad. Estos péptidos son también liberados por nuestro cuerpo al hacer deporte u otra actividad que nos genere bienestar y satisfacción.

couple-kissing-royalty-free-image-1618239507_

También, el beso genera la liberación de dopamina y es esto lo que genera en nuestro cerebro la sensación de placer.  Asimismo, ocurre con la oxitocina, sustancia química que tiene una función neuro moduladora en nuestro organismo influyendo positivamente en nuestras conductas sociales.

Por esto, y de acuerdo a los estudios de la ciencia, el acto de besar es una adaptación del ser humano de carácter biológico.

Según una investigación realizada por la Universidad de Albany, en el beso se intercambian señales químicas mediante las cuales podemos saber si somos compatibles o no con la persona con la que lo compartimos.

Cuando se produce el beso, activamos de manera inconsciente mecanismos que evalúan si existe compatibilidad genética y viabilidad reproductiva.

Beso

Por esto, luego de sentir atracción por otra persona y decidirnos a darle un beso podemos apreciar que esa sensación se desvanece o acentúa dependiendo de cómo calificamos nuestra experiencia.

Son nuestras neuronas sensoriales, enviando un mensaje a nuestro cerebro sobre si esa persona es atractiva o repulsiva.

Pero, además, existen múltiples beneficios psicológicos de besar que no tienen que ver con procesos neuronales.

Algunos de los más destacables son una mejora en la autoestima, al sentirnos correspondidos y validados por otro que es significativo para nosotros.

También reduce nuestro estrés o angustia debido a la sensación de unión con otro que se vincula con nosotros y nos acompaña.

En el caso de quienes están en pareja, diversos estudios psicológicos demuestran que este contacto físico estrecho fortalece el lazo entre las dos personas y aumenta el deseo.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios